¿Demandas sociales o privilegios?




SEÑOR DIRECTOR

Muy preocupante y una mala noticia constituyó el artículo de Pulso del sábado sobre la discusión de la Ley de Presupuestos que se avecina. Parlamentarios de la DC, el PS, el PC y el Frente Amplio ya empiezan a hacer un frente común con la ANEF para impedir cualquier avance en pro de mejorar la eficiencia del gasto público.

Son varios ya los organismos internacionales y centros de estudios locales que apuntan a que gastar mejor los recursos del Estado es el mejor camino que tenemos para dar cabida a las demandas sociales. Se trata de miles de millones de dólares que se podrían gastar en mejorar el bienestar de todos los ciudadanos, y que año a año se botan en programas que no logran sus objetivos, o se pierden en una burocracia creciente.

Lamentablemente, existe aquí un conflicto de interés que es necesario transparentar; muchos funcionarios públicos son militantes de partidos políticos, principalmente de centroizquierda, por lo que los líderes de esos mismos partidos difícilmente darán los votos para afectar a sus propios militantes. Parece que será muy difícil esperar colaboración del Congreso en la ya cada vez más urgente reforma del Estado. Se necesitan otros caminos.

M. Cecilia Cifuentes H.

Directora Centro de Estudios Financieros

ESE Business School

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.