Deuda consolidada para la inclusión financiera

Reducción en retiros de AFP y ayudas estatales frenan tendencia a la baja de deudores morosos



SEÑOR DIRECTOR

En una reciente entrevista a La Tercera se ha dicho que el proyecto de deuda consolidada no sería de gran ayuda para los consumidores, sino que solamente una ayuda para las instituciones financieras. Al respecto, quisiera manifestar que la iniciativa que está en la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados sí ofrece una serie de beneficios para la ciudadanía al reunir datos crediticios en un registro único, administrado por una autoridad como la CMF.

El contar con un historial con información más completa sobre los consumidores les permitiría a éstos demostrar un buen comportamiento de pago y acceder a mejores condiciones financieras -como una menor tasa de interés crediticio- por considerarse de un menor riesgo futuro basado en el pasado demostrado. Asimismo, aumentaría la competencia entre las instituciones, mejorando su oferta y permitiendo a más personas acceder a sus servicios. Esta información se convertiría en una poderosa herramienta de inclusión financiera, ya que permitiría a los oferentes de crédito decir “sí” en casos en los que antes tuvieron que decir “no” por ausencia de información; esto, debido a que hoy el sistema solo permite informar las morosidades de las personas y no su historial de cumplimientos. Es obvio también que permite disminuir el sobreendeudamiento, al conocer todas las obligaciones vigentes de la persona. Existen ejemplos en otros países que han demostrado lo anterior, hace ya largo tiempo.

Los efectos que la coyuntura sanitaria ha dejado en la economía exigen avanzar en iniciativas que hagan que las familias y pequeñas empresas puedan salir adelante. El proyecto de deuda consolidada apunta en esa línea. Cerrarle la puerta sería un error.

Carlos Johnson Lathrop

Gerente general Equifax

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.