Deuda de casino

(AP Photo/Wayne Parry)



SEÑOR DIRECTOR

En la edición del día 4 de mayo bajo el título “Mall de Talca se enfrenta a Casino de la ciudad por deudas que superan los 1.000 millones”, se realizan una serie de afirmaciones que deben ser puntualizadas:

1. Si se debe o no 1.000 o 0 millón es precisamente lo que ambas partes discuten ante un juzgado civil de Santiago por decisión del Mall, quien demandó.

2. El Casino de Talca se encuentra impedido de funcionar desde marzo de 2020 por disposición de la autoridad, no obteniendo ningún ingreso desde esa fecha. Aún así, se encuentra al día en el pago de sus gastos comunes ascendentes a más de 7 millones mensuales.

3. Si el Casino le hubiera arrendado a cualquier otra gran superficie en Chile a un arrendador con más empatía en la pandemia, debería 0 pesos. Es un hecho de sobra conocido que los otros Malls han decidido no cobrar el 100% de la renta a los arrendatarios que están impedidos de ejercer su actividad y un 50% a los locatarios que lo hacen con restricciones de aforo.

4. Resulta especialmente llamativo que los abogados contratados por el Mall pertenezcan a la oficina de Ricardo Abdala, quien, a su vez, es presidente de la asociación del rubro y asesor de otras cadenas de casinos del país, siendo el conflicto de intereses patente, sobre todo si se considera que estamos próximos a iniciar un nuevo proceso de licitación de los casinos del país.

5. Casino de Talca hace presente su correcto proceder, así como el respeto irrestricto a las resoluciones de los tribunales de justicia, reiterando su disposición al diálogo para alcanzar una solución razonable que evite perjuicios a sus trabajadores, así como a la comunidad maulina, a la que por disposición de la ley apoya con recursos económicos desde el año 2008.

Ruperto Pinochet Olave

Abogado Casino de Talca

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.