Diálogo y defensa de la libertad de elección

MARIA JOSE ZALDIVAR

07 DE ENERO DEL 2020 INTERPELACION A LA MINISTRA DEL TRABAO Y PREVISION SOCIAL MARIA JOSE ZALDIVAR LARRAIN. FOTO: DEDVI MISSENE



El ejercicio de interpelación en el Congreso nos ofrece un diálogo ordenado al más alto nivel. La comunicación directa de ambas partes es particularmente valiosa en estos momentos de división y violencia. Si hubiese sido un examen, la ministra Zaldívar recibiría un siete. Su experiencia de más de una década en la Subsecretaría de Previsión Social y el Ciedess la hace una autoridad en el tema previsional, y su formación de abogada aflora en su capacidad de escuchar, reflexionar y responder en forma precisa.

El diputado Marcelo Díaz preparó preguntas que representan el sentir y a veces la confusión de muchas personas respecto al sistema, dándole la oportunidad a la ministra de informar y educar. Él recibiría solo un 4,5 por su agresividad, su insistencia en recriminar el sistema, en vez de atender a posibles soluciones, y porque a ratos no escuchó con suficiente atención y desdijo a la ministra. Todos sabemos que muchas pensiones son bajas y que es necesario hacer ajustes.

A la pregunta de si el sistema de AFP debía ser reemplazado, la ministra fue clara: "el sistema debe reescribirse", "deben existir nuevas entidades, incluyendo entidades sin fines de lucro" y "una entidad fiscal que administre la nueva cotización de cargo del empleador". Aclaró que el gobierno intenta respetar la decisión de las personas a elegir quien le administre sus ahorros.

Chile tiene un sistema de pensiones mixto donde el Estado juega dos roles importantes. El primero es otorgar una pensión garantizada y un subsidio a personas de bajos ingresos. En este rol cumple una función redistributiva importante. Esta función se financia con recursos de impuestos generales, cuidando que los ahorros de los trabajadores se destinen íntegramente a financiar sus propias pensiones. Su segundo rol es regular y supervisar el manejo de los ahorros de los trabajadores.

El diputado Díaz presentó cifras que reflejaban solo la pensión generada por ahorros individuales. Esta forma de presentar datos es sesgada. No se condice con el diseño del sistema en el cual el aporte fiscal es significativo en tramos de pensiones autofinanciadas de bajo monto.

La ministra fue clara al responder sobre las utilidades de la AFP. Explicó por qué las altas utilidades reflejan alta rentabilidad de los fondos de los trabajadores. Y a la pregunta de si el gobierno estaría dispuesto a limitar las utilidades de las AFP, aclaró que las administradoras sin fines de lucro no tendrán utilidades, y quedará a voluntad de los trabajadores qué tipo de AFP tener. Más aún si las utilidades de las AFP se repartieran, el monto sería insignificante para cada pensionado.

En el tema del trabajo de los pensionados o la postergación de la pensión, el diputado Díaz culpó al sistema, mientras la ministra, respetuosamente, describió distintas realidades de quienes siguen trabajando y/o postergan la pensión. La conversación sobre las 40 horas reflejó también una actitud medida de la ministra, respetando las preferencias de los trabajadores que buscan mejorar su calidad de vida, para lo cual es tan importante la flexibilidad como la reducción del número de horas.

Comenta

Imperdibles