Educación online

hand-laptop-notebook-typing-(1)


SEÑOR DIRECTOR

La emergencia sanitaria que atraviesa el país ha hecho imperioso que centros de formación técnica, institutos profesionales y también universidades implementen la modalidad virtual como un recurso base para el desarrollo de sus actividades académicas.

Según cifras oficiales, las carreras online aumentaron un 266% entre 2013 y 2018, superando los 35 mil alumnos, lo que representa aproximadamente el 3% de la matrícula de la educación superior, y se prevé que siga creciendo, no como consecuencia de hechos específicos de la contingencia, sino como una poderosa innovación en materia de herramientas formativas que aseguran la accesibilidad de los estudiantes al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ya nadie duda que el desarrollo del E-learning y las tecnologías de la información representan una gran oportunidad para un país como el nuestro, donde la fuerza laboral presenta carencias importantes en competencias de empleabilidad y con una geografía particular con variadas localidades alejadas de los centros urbanos que imposibilitan a muchas personas el acceso al sistema terciario de educación.

El desafío, entonces, radica en que las instituciones de educación superior desarrollen, perfeccionen y fomenten el uso de plataformas virtuales como herramientas para la ejecución de sus proyectos educativos y no meramente como un recurso de emergencia ante las actuales vicisitudes. De igual forma, es fundamental que la autoridad avance en el reconocimiento de la educación a distancia como una estrategia formativa tan efectiva y relevante como los modelos presenciales. Y, por último, resulta vital que el Mineduc despliegue un sistema de apoyo a las instituciones que no cuentan con planes o recursos necesarios en esta modalidad educativa.

Gonzalo Tomarelli

Rector Iplacex

Secretario General de Vertebral

Comenta

Imperdibles