Educación pública y pobreza infantil



SEÑOR DIRECTOR

Ni la pésima calidad de la educación parvularia y escolar pública ni la pobreza infantil vergonzosa que afecta a más de un millón de niños y niñas han sido tema en la campaña presidencial, aunque ello es cuna de las brutales inequidades sociales que tenemos, y que les condena de por vida a la exclusión, marginalidad y falta de oportunidades. Como que esos niños y sus familias no existieran, ni que sus vidas ni las condiciones y ambientes de violencia social en que viven importaran y no fueran la real causa de la rabia acumulada.

En la clase media podrán estar los votos para ganar una elección, pero en la forma cómo la y los candidatos presidenciales ven y sienten la educación pública y la pobreza infantil está el tipo de país al cual aspiran dirigir.

Víctor Pérez Vera

Ex rector de la Universidad de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.