El futuro renovable aquí y ahora



SEÑOR DIRECTOR

El pasado 8 de junio se cumplió un histórico hito de la transición energética de Chile. La primera planta de concentración solar de potencia, CSP, Cerro Dominador, fue inaugurada. Me gustaría dar mis sinceras felicitaciones a todos los involucrados en el proyecto.

Esta tecnología nada tiene que ver con la fotovoltaica: funciona con heliostatos, espejos que hacen seguimiento y concentran la radiación del sol en un receptor ubicado en lo alto de una torre a través de la cual circulan las sales fundidas absorbiendo el calor. Es energía renovable, que proviene del sol, pero con la particularidad de que genera las 24 horas del día y los 365 días del año, sin interrupción.

Pese a que Chile tiene los mejores valores de radiación directa del mundo, este proyecto tardó casi una década en materializarse. ¿A qué se debe esto? ¿Y por qué, siendo esta tecnología (como otras) generación renovable, segura y no variable, no tenemos más centrales así? A que existen distorsiones del mercado eléctrico que siguen favoreciendo a tecnologías fósiles.

A nivel regulatorio se sigue apostando (entre otros) por no tener un impuesto al carbono bien diseñado, por “mantener la seguridad del sistema” mediante gas inflexible, por pagar el ERE a centrales fósiles que ya han sido amortizadas, por alargar, innecesariamente, nuestra dependencia en las tecnologías del pasado sin ofrecer alternativas a tecnologías viables que son el futuro y nos garantizan independencia energética (al menos durante la vida útil de las plantas, que va de 30 a 50 años, o hasta que el sol se acabe).

Pasar de una economía extractivista a una basada en los recursos renovables, más amigable con el medio ambiente y más inclusiva con las comunidades es posible con la tecnología de hoy, pero requiere compromiso, decisión y liderazgo además de articulación y claridad regulatoria con visión estratégica de futuro.

Patricia Darez

Directora de 350renewables

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.