Es justo y necesario

Marcel tras Imacec: “La economía va acentuando este aterrizaje necesario para reducir las presiones internas sobre la inflación”



Por Jorge Claro, ingeniero civil y comercial UC.

El Congreso está a punto de comenzar a estudiar una nueva ley de Reforma Tributaria.

Me referiré a algunos temas que pueden ser útiles analizar con mayor detención en esta instancia.

1.- En principio, un buen sistema tributario debiera ser simple, evitar impuestos que recaudan muy poco y, principalmente evitar la evasión y gravar el consumo, los vicios y las externalidades negativas. Es decir, aumentar la base tributaria simple de recaudar y fiscalizar y gravar lo que se quiere evitar: las conductas dolosas y los consumos que nos hagan daño.

Se trata, entonces, principalmente de evitar gravar los ahorros, que son la diferencia entre los ingresos y los consumos, y que permiten invertir, más aún después de retirarlos de las AFP y consumirlos. Pareciera que una parte importante de los nuevos impuestos que se propondrán van a terminar gravando los ingresos y, por esa vía, los ahorros privados en favor de ingresos para el Estado. Esto hace necesario estudiar la eficiencia del uso de esos recursos por parte del Estado. No se ha sabido que algo así se le esté proponiendo al Congreso.

2.- Sólo algunos “botones de muestra”. De la revisión de los estados financieros publicados por siete empresas públicas (Codelco, Enap, TVN. Enami, Metro, Banco Estado y Correos) en los últimos 10 años, si hubiesen sido privadas, sus acciones prácticamente no valdrían nada o hubiesen quebrado, dadas las siguientes rentabilidades anuales promedio obtenidas como % sobre sus activos en este período: 1,7; 0; -7; -5,2; -3,2; 0; 0, respectivamente! (Fuente: CMF).

A esto se debe agregar la necesidad de cobrar (y no dejar de hacerlo), los US$10.000 MM. en créditos universitarios adeudados y dejar de subsidiar la bencina, en ambos casos favoreciendo sin motivo a personas de ingresos medios y altos, sin olvidar cobrar los US$400 MM anuales que un 35% de los pasajeros no paga al Transantiago.

3.- No se ha mencionado para nada la mayor recaudación de IVA debido a la mayor eficiencia fiscalizadora del SII, gracias a que hace 2 y 3 años el Congreso aprobó la boleta y la guía de despacho electrónica respectivamente (ya antes lo había hecho para la factura electrónica). Bueno sería que ahora se rehicieran estos cálculos y se le informaran al Congreso. En lo personal mencioné el 2002, y después hace tres años, que si lográramos un 14% de evasión (el promedio de la OCDE) se recaudarían entre IVA y renta vinculada al menos US$3.000 MM anuales adicionales. Esta cifra ya se debe superar este año. Es curioso que algo tan importante no se mencione. Además, se ha comentado que las mayores recaudaciones de IVA se deben al aumento desproporcionado del consumo. Esto sólo en parte es así. Se trata de la suma de ambos efectos. Sería bueno que Hacienda le proporcione estos cálculos al Congreso.

4.- Una idea que tampoco se ha sugerido es emular lo que se hizo con los pagos mediante tarjetas de crédito, lo que implica de forma automática una boleta al vendedor. Existen numerosos e importantes pagos en dinero efectivo o transferencias por servicios y arriendos “sin boletas”. Aquí debiera exigirse (al menos a los bancos) que agreguen un campo en todas las transferencias de dinero para que, cuando se paguen arriendos o servicios remunerados, los que los paguen tengan la obligación legal de mencionarlos para ser informados al SII como receptores de boletas.

5.- Si realmente se desea estimular la inversión privada en los difíciles años que vienen, (cualquiera sea el resultado del plebiscito), se debe intentar generar confianza en que se está haciendo “lo que resulta justo y necesario”. Por los comentarios anteriores, una buena parte del 4% del PIB que se propondría recaudar en el proyecto de ley se puede obtener a menores costos sociales, disminuyendo aún más la evasión del IVA (y renta asociada), junto a otras evasiones dolosas y regalos a personas de altos ingresos logrando, además, que las empresas públicas obtengan utilidades razonables, como las que obtienen los privados que administran empresas grandes.

Corregir lo anterior parece ser justo y necesario. Y sólo he mencionado algunos ejemplos. Hay muchos más.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.