Esperemos el 4 de julio

Bloomberg: Caótica convención en Chile logra una Constitución “razonable”



SEÑOR DIRECTOR:

Para examinar debidamente la propuesta constitucional deberíamos esperar al 4 de julio, una vez armonizada y con sus normas transitorias incorporadas. Para tal examen puede ser conveniente tener a la vista que la propuesta podría retocar el orden constitucional vigente, reformarlo, transformarlo, o refundarlo. Hubo y hay partidarios de esas cuatro alternativas y solo me gustaría decir que, mirando las cosas de la manera más objetiva posible, la propuesta no será maquillaje constitucional, tampoco simple reforma, y menos aún refundación.

Será, creo, una propuesta transformadora, algo más que reformista y algo menos que refundacional. Estas tres últimas alternativas hablan todas de cambios, pero la intensidad y extensión de estos varía según nos encontremos en una u otra de tales posibilidades.

Agustín Squella

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.