Opinión

Estatuto laboral juvenil


SEÑOR DIRECTORSEÑOR DIRECTOR
Está en discusión en el Congreso Nacional una reforma laboral que beneficia directamente a miles de jóvenes estudiantes de la educación superior que, con el fin de financiar sus estudios, aportar a la economía familiar o costear sus propios gastos, han decidido iniciar su actividad laboral. Hablamos del Estatuto Laboral Juvenil, propuesto por el Ministerio del Trabajo y que busca flexibilizar el mercado laboral.
Diversas cifras evidencian la crítica situación que viven los jóvenes chilenos al intentar ingresar al mercado laboral. La Casen 2015, por ejemplo, muestra que tan solo un 9% de los jóvenes entre 18 y 24 años estudia y trabaja a la vez, mientras que los “NINI” -aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan-, alcanza un 22%, muy superior al promedio OCDE que bordea el 15%. Según datos de Actitud Lab (2018), estos últimos superan el medio millón de personas en nuestro país.
La alta rigidez del mercado laboral empuja a los jóvenes que quieran combinar estudio y trabajo a acceder a empleos informales, en condiciones precarias, condenándolos a situaciones de desprotección y desamparo legal ante accidentes laborales y dejándolos sin acceso a la seguridad social.
Desde la Juventud Evópoli valoramos las iniciativas que buscan la flexibilidad laboral y la promoción del empleo juvenil en nuestro país y emplazamos a aquellos que, como el Partido Comunista, pretenden seguir perpetuando la precariedad del empleo juvenil y la desigual distribución del ingreso en nuestro país, bajo criterios ideológicos. Sus acciones solo contribuyen a que los jóvenes sigan viviendo en situaciones de vulnerabilidad y mediocridad, y requiriendo de acciones paternalistas y asistencialistas por parte del Estado.

María Ignacia Galilea
Presidenta Nacional  Juventud Evópoli

Seguir leyendo