Impuesto a los combustibles



SEÑOR DIRECTOR

Respecto al proyecto de ley para reducir el impuesto a los combustibles, importante es manejar algunos datos básicos:

a) Cuando Alemania en 2020 redujo por un tiempo el impuesto al combustible, las empresas distribuidoras traspasaron solo una parte de la reducción al consumidor. Buena parte se la quedaron ellas como mayor utilidad. Ya hay un paper académico sobre el caso.

b) El estudio del Parlamento Europeo sobre el impacto del precio del petróleo en los bienes de consumo finales señaló que es un 2,5% en los peores casos. Menos que eso para muchos bienes. Y “lejos más bajo” cuando el transporte involucra ferrocarril. No es esperable que bajen los precios en el supermercado, por ende.

c) Según la Encuesta de Presupuestos Familiares (INE 2018), en Chile el 10% más pobre gasta $4 mil mensuales en gasolina, mientras el 10% más rico gasta más de $90 mil. Se puede calcular fácilmente que si el Estado deja de cobrar $1.000 en impuesto, el hogar pobre recupera $14 y el hogar rico recupera $333. (¡Siempre y cuando las distribuidoras traspasaran toda la reducción a precio!)

Rodrigo Quijada Plubins

Ingeniero de transporte

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.