Integración de Chile en el Indo-Pacífico



SEÑOR DIRECTOR

El gasto en Defensa aumentó en promedio en el mundo durante 2020 ante las “nuevas” amenazas y la incertidumbre en las relaciones internacionales. La condición geográfica esencial insular de Chile se grafica en que nuestro comercio exterior se desarrolla en un 95% por vía marítima, siendo nuestra dependencia en el Indo-Pacífico fundamental para su comprensión, ya que la región representa el 60% de la población mundial y 30% del PIB mundial. Nuestros intereses en la Antártica y una probable crisis hídrica harán necesario contar con una Defensa que nos permita contribuir a la seguridad internacional y al equilibrio regional.

En efecto, la inserción integral de Chile en el Indo-Pacífico deberá acompañarse de un esfuerzo en Defensa, a objeto de contribuir con la seguridad internacional desde una posición que promueva nuestros intereses e influya en las decisiones relevantes del sistema internacional. Potencias europeas en forma independiente, sin la OTAN, mantienen medios y presencia en los mares del sur de China.

Una política exterior y una política de Defensa poseen una vinculación esencial, ya que ambas aluden a la forma cómo el Estado se posiciona en el sistema internacional; la primera, en sus aproximaciones políticas y diplomáticas, mientras que la segunda, en la perspectiva de su seguridad, asociado al uso de la fuerza. En consecuencia, ambas son equivalentes en cuanto se complementan e integran mutuamente, pero no se compensan una a la otra.

Chile debe mirar hacia el progreso, hacia el Indo-Pacífico.

Alejandro Ramos Loo

Magíster en Relaciones Internacionales, Seguridad y Defensa

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.