Intervención cambiaria

Dólar supera la barrera de los $900 y alcanza un nuevo récord, pero el Banco Central descarta intervención



SEÑOR DIRECTOR:

El peso ha seguido depreciándose. Este comportamiento de nuestra moneda ha estado presionado tanto por factores externos (alza generalizada de tasas de interés en el mundo, caída en el precio del cobre), pero también, y quizás en mayor medida, por factores locales, siendo uno de los principales la incertidumbre política que impone un eventual cambio constitucional extremadamente poco amigable con el desarrollo económico.

En este contexto, si bien la intervención cambiaria es una herramienta que tiene el Banco Central para enfrentar procesos de volatilidad particularmente altos -donde una condición para llevarla a cabo es que se tenga algún grado razonable de probabilidad de éxito-, en las circunstancias que vivimos hoy en Chile, la paridad es el reflejo de fundamentos más poderosos que una mera especulación vinculada con eventos transitorios, por cuanto la pérdida del peso está reflejando las peores condiciones que tiene la economía en solidez institucional, perspectivas de crecimiento, cambios muy significativos en las reglas del juego, contracción de la inversión, etc. En definitiva, somos más pobres y nuestra moneda lo está reflejando.

Dado este escenario no parece deseable que la autoridad monetaria introduzca una fuente adicional de debilidad a la economía disminuyendo las reservas con las que cuenta, ya que si bien en el pasado cambios marginales en las reservas no generaban aumentos significativos en la probabilidad de crisis o en el spread del país, la situación hoy es, lamentablemente, muy distinta.

Félix Berríos Theoduloz

Economista

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.