Juntos somos más fuertes



Por Patricia Peña, embajadora de Canadá en Chile

Hoy, Canadá celebra 153 años desde que se formó nuestra Confederación. Aunque este año las celebraciones serán muy diferentes, nos ofrecen una oportunidad para reflexionar sobre nuestro pasado y futuro.

La historia de Canadá ha tenido constantes transformaciones y renovaciones. Canadá se forjó en 1867 con solo cuatro provincias y ahora es un país diverso, multicultural y multilingüe, que abarca desde el Pacífico hasta el Atlántico y el Ártico. Nuestro concepto de sociedad y la relación con nuestros pueblos indígenas ha sido reexaminada constantemente para integrar la diversidad de nuestra población y combatir posturas extremas como el racismo y la intolerancia, una lucha que continúa hasta hoy.

La pandemia actual nos pone ante un desafío sin precedentes. Está teniendo un impacto devastador en los sistemas de salud, las economías y en nuestras vidas, en particular para quienes están marginados y son más vulnerables. Nos muestra algo que ya sabíamos: el mundo de hoy es global. Ningún país o comunidad puede hacer frente a un desafío como éste de manera aislada. Para vencerlo, debemos estar juntos.

Frente a esta crisis, Canadá ha implementado programas e iniciativas para apoyar a nuestros ciudadanos y a nuestra economía con cerca de 250 mil millones de dólares canadienses, más del 10% del PIB, en medidas de salud pública y ayuda económica a trabajadores, estudiantes, adultos mayores y empresas, entre otros. A nivel internacional, apoyamos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con 7,5 millones de dólares canadienses para responder a la pandemia en la región de las Américas y participamos en la respuesta global para buscar vacunas y tratamientos.

Pero aún queda mucho por hacer. Somos responsables de construir mejores instituciones, más fuertes, verdes e inclusivas, que nos ayuden a prevenir crisis similares a futuro.

El multilateralismo es fundamental. Canadá trabaja por un mundo más pacífico, inclusivo y próspero, a través de la ONU, la OEA y otros organismos internacionales. El logro de objetivos globales compartidos -paz y seguridad, lucha contra el cambio climático, seguridad económica, igualdad de género y un multilateralismo exitoso- solo es posible cuando lo buscamos entre todos.

Queremos desarrollar enfoques con visión de futuro para los problemas globales más apremiantes, junto a socios y amigos como Chile, un país que comparte muchos de nuestros valores y prioridades.

En 79 años de relaciones diplomáticas, hemos construido una relación amplia y profunda. Chile es un socio cercano y confiable. Tenemos un Tratado de Libre Comercio desde hace más de 20 años que ha permitido que el comercio bilateral se haya cuadruplicado. Gracias al TLC, recientemente han llegado productos y servicios canadienses como tecnología de hospitales modulares para apoyar la red de salud chilena y cargamentos con legumbres. Chile es el principal destino de inversión de Canadá en América del Sur y el décimo a nivel mundial. Las empresas canadienses, presentes en sectores tan diversos como energía, minería, acuicultura, agricultura, ingeniería y servicios financieros, han optado por invertir en Chile debido a su sólida gobernanza, certeza jurídica y estabilidad regulatoria, factores críticos que también influirán en sus decisiones futuras.

Canadá y Chile tenemos mucho donde seguir colaborando. Fortalecer el sistema multilateral de comercio con una reforma a la OMC, combatir la crisis climática y reducir los impactos negativos que tiene en las personas más vulnerables. Cuando sea seguro, debemos reimpulsar el flujo de personas entre nuestros países, de estudiantes, turistas, investigadores, trabajadores y empresarios que tantos beneficios nos han traído mutuamente. Por ejemplo, el número de chilenos que eligió a Canadá como su destino de estudios internacionales creció más de 25% en los últimos 4 años y ahora nuestros científicos e instituciones académicas están colaborando para ganar la batalla contra el COVID-19.

Al celebrar un nuevo aniversario, reflexionamos sobre la oportunidad y el deber de seguir construyendo un mundo mejor para las futuras generaciones. Queremos hacerlo junto a amigos y aliados como Chile.

Comenta

Imperdibles