Libertad de enseñanza



SEÑOR DIRECTOR:

La Comisión de Derechos Fundamentales aprobó el artículo 19 sobre educación dejando dudas sobre los alcances en materia de libertad de enseñanza, el rol de los padres, la libertad de crear establecimientos educativos y su autonomía. Se declara que la libertad de enseñanza comprende la libertad de los padres “a elegir el tipo de educación de las personas a su cargo…”, lo cual no es suficiente. El que los padres tengan el derecho a elegir la educación de sus hijos -digamos, en su hogar- es algo obvio, porque es un derecho humano primario y básico. Lo que falta agregar es que, para la educación formal, los padres tengan libertad para elegir el establecimiento educativo. Si bien se dice que la libertad de enseñanza “comprende la libertad para crear y gestionar establecimientos educativos…”, el artículo 20 en la misma Comisión señala que el Estado “podrá” financiar establecimientos no estatales, o sea, es condicional a lo que decida la ley. Para ser precisos, no está garantizada la educación particular subvencionada, y en consecuencia los padres podrían ver limitado su derecho a elegir solo a la educación estatal.

Finalmente, se arriesga vulnerar la autonomía de los establecimientos al declarar, de un modo vago sobre su significado, el que los educadores “son titulares de la libertad de cátedra” y al aprobarse en el artículo 18 que “la Constitución reconoce el derecho de las y los integrantes de cada comunidad educativa a participar en las decisiones de cada establecimiento”; asegurando por medio de la ley la participación vinculante de las y los integrantes de la comunidad educativa.

En suma, la libertad de enseñanza y el derecho a elegir, así como la libertad para crear colegios particulares con subvención estatal, queda en entredicho. Los principales tratados internacionales sobre derechos humanos y una vasta mayoría de constituciones a nivel mundial consagran el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, pero de un modo claro y preciso que no da espacio a ambigüedades. No es el caso de la redacción propuesta.

Carlos Williamson

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.