Liceos Bicentenario

liceos bicentenario




SEÑOR DIRECTOR

Qué fácil rechazar la partida presupuestaria para Liceos Bicentenario sentados en la Cámara de Diputados, sin medir las consecuencias. Es evidente que desconocen el impacto que ellos tienen en los sectores más vulnerables.

Conozco de cerca la experiencia de varios. Con un poco de recursos adicionales, muchos han podido implementar iniciativas que han brindado oportunidades para que los docentes se entusiasmen y los estudiantes puedan romper el círculo de la pobreza.

Los argumentos para rechazar el presupuesto son falaces. Estos liceos están sujetos al mismo proceso de admisión de todos los establecimientos educacionales subvencionados. No discrimina entre públicos o privados. Es un incentivo al esfuerzo, tanto en la participación en el concurso, como en la implementación del proyecto. Y aumenta el compromiso con la calidad. Los últimos resultados demuestran que 52 de los 200 liceos (26%) han logrado desempeño alto en la categorización de la Agencia de Calidad.

Los parlamentarios tampoco deben saber que se ha formado una red que comparte experiencias e incluso apoyan a otros establecimientos. Llegar a 300 liceos y seguir incorporando a más establecimientos gradualmente, debiera ser una prioridad. En pocos años podría atenderse a toda la matrícula de enseñanza media.

Esperamos que el Senado revierta esta equivocación que afecta a 250 mil estudiantes de enseñanza media.

Luz Pacheco Matte

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.