Lo bueno, entre lo malo y lo feo

Presidente de la Republica firma proyecto de ley que establece ingreso mínimo garantizado

6 de noviembre del 2019/SANTIAGO El Presidente de la Republica, acompañado por los ministros de Hacienda, Trabajo, y Desarrollo Social, firma proyecto de ley que establece ingreso mínimo garantizado. De izquierda a derecha: Sebastian Sichel, el ministr...



En este caos, en que todos lo quieren todo, y todos no saben cómo lograrlo, me han llamado la atención algunas propuestas razonables que han llegado, entre tanto "meme", video de horror, y párrafos quejosos.

El primero: Felipe Berríos. Un llamado sensato a dejar que las instituciones funcionen. Porque si no es así, solo subirá el nivel del caos. Otra, excelente es una propuesta tributaria, muy bien pensada, elaborada, expuesta y realizada por los abogados Max Spiess, Carla Maldonado y Rodrigo Winter. Apoyados por los economistas Claudio Agostini y Pablo Correa, se llama "Nuevo sistema tributario", (Proyecto_Nrt). Flat tax para empresas y personas; integración 100%, y tributación al 100% también, sin ninguna excepción; IVA más bajo (15% como en el gobierno militar), e impuesto a todos los retiros de patrimonio de las empresas. Mientras gobierno y oposición improvisan sobre política tributaria, estos profesionales dan un ejemplo de conocimiento y trabajo serio.

Dentro de la improvisación de los expertos a cargo -gobierno y oposición- resalta el hipotético impuesto a los "súper ricos", desahuciado en casi todos los países de la OCDE. ¿Razón? Súper simple: los así llamados " súper ricos" son personas naturales conocidas, pero su riqueza no está a su nombre, sino en infinitas cadenas de sociedades de inversión en Chile y fuera del país. Poco les costará enredar aún más la madeja, y evitar un impuesto al patrimonio.

Poco se podrá recaudar de los "súper ricos" y su tributo tan especial, será solo un gesto político inútil. Y pagarán la cuenta solo los profesionales empleados por ellos, a los cuales es facilísimo cargarles la mata: es como cazar fieras en un zoológico.

Otro aporte interesante es el de RN, respecto del crédito CAE. Este artefacto tiene una morosidad muy extensa y difícil de recuperar: se transa en el mercado a no más del 2% de su valor original. Es una ficción contable que amarga la vida a las familias, y también a las universidades, que responden por parte de la mora. Seguramente reconocer la realidad de estos créditos es un muy valioso ejercicio, que podría descomprimir parte de la actual tensión.

Otra medida rápida y eficaz para nuestro sector de la salud pública es poner a trabajar a los miles de médicos venezolanos, cubanos, y próximamente argentinos, que por culpa de medidas proteccionistas del Ministerio y del Colegio Médico -una prueba diseñada para controlar la oferta de médicos en el país- salgan a trabajar en nuestros hospitales y consultorios. Es capital humano que nos regalan Maduro, Castro y otros: no los desperdiciemos. A trabajar a la salud pública de inmediato.

Y está quedando fuera de la discusión nuestro mayor problema: un Estado ineficiente, anquilosado, muchas veces corrupto, y casi siempre un botín de los partidos políticos de turno. Mientras eso no se corrija se podrá darles más recursos, pero el resultado será una burocracia igual de mala y el doble de cara.

Comenta

Imperdibles