Malgasto público, ¿cuándo termina?



SEÑOR DIRECTOR

Otro año, misma triste historia. Nuevamente, el análisis que realiza Dipres sobre los programas gubernamentales da cuenta del malgasto que se hace con las platas públicas. Durante los últimos 10 años, el 61% de los programas evaluados fueron catalogados como insuficientes y solo un 5% como buenos (LyD, 2020). Estos corresponden a más de US$ 6 mil millones, una enormidad considerando que el fondo Covid-19 lanzado por el gobierno son US$ 12 mil millones.

Esto es muy grave y no le damos el peso que merece. Es por esta incapacidad para cambiar o terminar programas ineficientes que desde hace 10 años tenemos malos resultados en comprensión lectora, pruebas PISA, obesidad infantil, consumo de drogas y violencia infantil.

¿Qué hacemos para cambiar esta triste realidad? Es un avance el presupuesto a base 0 como concepto, pero no es una bala de plata. La evidencia internacional ha demostrado que otros países que lo usan han terminado por mantener los vicios de la inercia y el malgasto. No va a servir de nada si es que no hay valentía política para cuidar del presupuesto y usarlo donde sí se genera un impacto positivo en la población. Para avanzar, se necesita aumentar la evaluación a programas, generar criterios claros para modificar, cambiar o cerrar programas e incentivar decididamente modelos de pago por resultados. Pero al parecer habrá que esperar a un nuevo gobierno para ello.

Rafael Rodríguez

Jefe de área de Desarrollo y Estudios de Fundación San Carlos de Maipo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles