“Más y mejor kínder”



SEÑOR DIRECTOR

En su carta de ayer, María Isabel Díaz señala que durante la tramitación del proyecto de kínder obligatorio no se aseguran las condiciones para el acceso y permanencia, ni mejoras significativas en los estándares de calidad.

Sorprende que la ex subsecretaria de Educación Parvularia no esté al tanto de las dos principales inquietudes levantadas por los parlamentarios de oposición, las cuales fueron acogidas a tal punto que presentamos las indicaciones respectivas de manera de hacernos cargo de ellas. Indicaciones que fueron valoradas por los mismos parlamentarios que, sin embargo, rechazaron la obligatoriedad. Esto es, establecer un diagnóstico para aquellos niños que no han podido cursar kínder de manera que ello no signifique una barrera de ingreso a primero básico; y entregar recursos por 2 mil millones de pesos para infraestructura de este nivel en caso de requerirse. Esto es, precisamente, dar las condiciones necesarias para la implementación del kínder obligatorio.

A ello se debe agregar el hecho no menor que esta gestión está implementando el Sistema de Aseguramiento de la Calidad, que tiene como propósito asegurar el acceso a una educación de calidad con equidad para todos los estudiantes del país.

María Isabel Díaz parece olvidar que fue la ex Presidenta Michelle Bachelet -quien la nombró primera subsecretaria de Educación Parvularia, fortaleciendo con ello la institucionalidad del nivel- quien señaló el 2 de noviembre de 2015 al inicio del sistema de Educación Pública lo siguiente: “Se trata de dar cumplimiento al mandato constitucional que expresa el consenso social en torno a la obligatoriedad de la educación, desde el segundo nivel de transición de educación (…) Lo anterior supone el deber del Estado de financiar y administrar un sistema gratuito destinado a asegurar el acceso y derecho a la educación de toda la población en todo el territorio”. Eso es precisamente lo que establece el proyecto.

María Jesús Honorato

Subsecretaria de Educación Parvularia

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.