Mito sobre el voto postal



SEÑOR DIRECTOR

Es lamentable que se esté discutiendo postergar las elecciones debido a la catástrofe sanitaria. Hace varios meses que desde la Red para la Participación venimos avanzando propuestas para realizar elecciones seguras. No obstante su compromiso inicial, el gobierno solo propuso extender la jornada a dos días. No es suficiente.

El déficit más grande de la democracia chilena es la baja participación electoral. Las alternativas para revertir esta situación merecen una evaluación seria y no deben ser descartadas recurriendo a mitos que desinforman; por ejemplo, que el voto postal no asegura el secreto del sufragio.

Los mecanismos del voto postal resguardan el anonimato usualmente con un sistema de doble sobre y, por ende, no violan el secreto del sufragio. Muchos países OCDE usan este sistema y lo consagran en su legislación.

Debemos discutir seriamente cómo ampliar la participación, concentrando esfuerzos en garantizar la seguridad y el ejercicio del sufragio a aquellos grupos que, aún habilitados para votar, se encuentran impedidos de hacerlo. Esto incluye a personas dedicadas a tareas de cuidado, las privadas de libertad, o parte de la ciudadanía en el exterior.

Julieta Suárez Cao

Profesora Asociada, ICP UC

Red de Politólogas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.