Gonzalo Blumel

Gonzalo Blumel

Ministro Secretario General de la Presidencia

Opinión

Modernización del Estado

Transparencia

En enero, Transparencia Internacional entregó los resultados de su Índice de Percepción de la Corrupción 2018. Junto con señalar que Chile bajó un lugar (de 26 a 27, de un total de 180 países), el índice arrojó que nuestro país está estancado, pues obtuvo los mismos 67 puntos que en 2017, aunque logró detener una tendencia constante a la baja de los últimos cuatro años. Ésta es una señal de alerta, pues si bien Chile se mantiene segundo a nivel latinoamericano, tras Uruguay, y supera a otras naciones como Portugal o España, estamos lejos del lugar 20 que conseguimos en 2012.

Lo cierto es que la pérdida de confianza en las instituciones y el creciente riesgo de corrupción son un fenómeno global: solo en 20 países disminuyó la percepción de corrupción.

Esto debe preocuparnos. Académicos como Acemoglu, Robinson, Alesina y North, muestran que las instituciones sólidas son fundamentales para el progreso. Cuando éstas son robustas y confiables, promueven la democracia, las libertades y el desarrollo de las personas, generando lazos sociales más significativos y solidarios. En resumen: mejores instituciones se traducen en sociedades más prósperas y felices.

Con ese diagnóstico claro, como gobierno estamos profundamente comprometidos con la agenda de Modernización del Estado, que nos permitirá contar con un Estado que dé la cara a las personas y sea una ayuda para realizar sus anhelos, así como un freno para sus temores. La agenda que proponemos en esta materia responde a tres objetivos: 1) fortalecer las normas anticorrupción; 2) transparencia 2.0 y, 3) datos y gobierno abierto. Así, ya se está discutiendo la ley de Integridad Pública, que regula el tránsito del sector privado al público y viceversa, y promulgamos la ley que agrava las penas para el cohecho y el soborno.

También impulsamos los proyectos de ley de Transparencia 2.0, que protege los datos personales, y el de Transformación Digital del Estado. Debemos erradicar la opacidad y el secretismo de las instituciones y aquí tenemos que ser tajantes: las personas merecen esa transparencia, y un sistema democrático sano la exige.

Además, estamos impulsando la necesaria modernización de nuestras FF. AA. y la de nuestras policías, con cinco proyectos de ley en curso. Así podremos brindarles una institucionalidad acorde a lo que la sociedad espera de ellas.Y en esto debemos estar juntos; ésta es una tarea de Estado. Tanto el gobierno como el Congreso y las demás instituciones que lo componen, debemos seguir promoviendo la política de los acuerdos, que durante 2018 fue tan fructífera para Chile.

La modernización del Estado es fundamental para alcanzar el desarrollo integral que nos hemos planteado. Sabemos que es un camino complejo y que requiere reformas graduales y sostenidas. Pero tenemos la convicción de que todo vale la pena, si logramos que el Estado haga el bien y lo haga bien.

#Tags


Seguir leyendo