Su opinión importa | Envíe sus cartas y comentarios sobre actualidad a correo@latercera.cl Ver condiciones, y sus objeciones al contenido o cobertura del diario a lector@latercera.com

Opinión

Modernización tributaria


SEÑOR DIRECTOR
En el contexto del proyecto de ley que moderniza la legislación tributaria, ha sido transversalmente reconocido el anuncio del Ejecutivo de “crear” la Defensoría del Contribuyente (Dedecon). Sobre el particular, el artículo 23 del proyecto define el ámbito de competencia de esta nueva institución, resaltando que “la Defensoría tendrá por objeto velar por la protección y resguardo de los derechos de los contribuyentes, en especial de los más vulnerables, en materias que sean de competencia del Servicio de Impuestos Internos…”.
En el mensaje, el Ejecutivo destaca la experiencia comparada (México y Colombia -actuales miembros de la OCDE-, países que cuentan con Defensoría del Contribuyente), en donde nos indica que, una institución como tal, debe tender a la defensa, mediación, recepción de quejas y emisión de recomendaciones en la materia. También, promover una cultura contributiva, el estudio, enseñanza y la divulgación de las disposiciones fiscales, así como promover su exacto cumplimiento.
Sin embargo, el proyecto impulsado por el Ejecutivo excluye a otros contribuyentes de la administración tributaria, como los usuarios de Aduanas y de Tesorerías, quienes al igual que los contribuyentes del Servicio de Impuestos Internos, participan de la determinación y recaudación de los impuestos, respectivamente; por ende, un proyecto de esta naturaleza, que pretende velar por los derechos de los contribuyentes, no puede omitir la inclusión de tales usuarios del ámbito de su competencia.
Por ello es de esperar que, durante la tramitación legislativa, el Ejecutivo, o bien los parlamentarios, introduzcan las indicaciones necesarias para contribuir a enriquecer esta iniciativa, la cual debe propender y orientarse a regular los derechos y garantías básicas de los contribuyentes en sus relaciones con las autoridades fiscales, no solo con el Servicio de Impuestos Internos, sino que también con el Servicio Nacional de Aduanas y la Tesorería General de la República.

Javier Alarcón Rojas
Abogado, exasesor en Política Tributaria Ministerio de Hacienda

Seguir leyendo