Necesidad de rendir la PSU

PSU

Foto: Agenciauno


SEÑOR DIRECTOR

Rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) es de vital trascendencia para el correcto desarrollo del sistema de admisión a la educación terciaria, puesto que se trata del único instrumento estandarizado que nos permite asignar los cupos existentes. Omitirla, por cualquier motivo, produciría un detrimento al sistema de educación superior.

Ahora bien, este sistema de admisión requiere de una modernización. Bien lo adelantó el vicepresidente del Cruch, Aldo Valle: boicotear la PSU produciría empates masivos entre el Ranking de Notas y las Notas de Enseñanza Media (NEM), generando un deterioro imposible de subsanar en las políticas públicas de asignación de beneficios estudiantiles de becas, créditos y gratuidad, por mencionar algunos de sus efectos inmediatos. También es posible predecir que impactaría los indicadores institucionales en el mediano y largo plazo.

Hoy el Cruch cuenta con informes especializados que dan cuenta que llegó la hora de modificar el sistema de selección a la educación superior. La actual PSU es un mecanismo perfectible y se está trabajando en ello. Este sistema debiera complementarse con evaluaciones de cada institución ponderadas de acuerdo con su proyecto educativo.

En esta línea, sería deseable contar con un instrumento de selección para la educación superior que se pueda rendir varias veces durante el año; que sea en formato digital -como lo son hoy las pruebas de selección de muchos países-; que contemple la posibilidad de demostrar habilidades de escritura -por ejemplo, a través de pequeños desarrollos de textos-, y que permita acceder a los resultados a todas las casas de estudios del sistema terciario de educación y no solo a cierto grupo, tal como sucede hoy. Solo de esta forma estaremos avanzando hacia un sistema más justo, transparente y equitativo, que es lo que exigen estos nuevos tiempos.

María Olivia Recart

Rectora Nacional Universidad Santo Tomás

Comenta