No más deuda estudiantil

Varios planteles han buscado reprogramar las mensualidades impagas para evitar la deserción de sus estudiantes.




SEÑOR DIRECTOR

Se anunció la presentación proyecto de reforma constitucional que busca la condonación de la deuda estudiantil. Frente a esto, vemos nuevamente la oportunidad de responder a una demanda histórica que durante años ha sido postergada: consagrar la educación como un derecho que nunca más dependa de la capacidad de pago o del endeudamiento.

Chile está entre los países con los salarios más bajos de la OCDE, y al mismo tiempo es el segundo país con la educación superior más costosa. Esto evidencia lo insostenible de nuestro sistema educativo, en el que la cantidad de personas que puede estudiar sin endeudarse es casi nula. La situación empeora si consideramos que en nuestro país el endeudamiento de las familias es de un 74% de sus ingresos.

Hoy son cientos de miles las personas que sufren las consecuencias de un modelo donde debemos endeudarnos desde los dieciocho años para estudiar. En un país donde no somos dueños de nada y deudores de todo, incluso de nuestra educación, es momento de quitar ese peso de encima a tantas familias que hoy más que nunca lo necesitan.

Ignacia Henríquez, Presidenta Federación de Estudiantes de la Universidad Católica

Noemí Quintana, Presidenta Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago

Ignacio Díaz, Presidente Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción

Laura Pezoa, Presidenta Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.