No solo camiones

Puerto de Valparaiso - Cabotaje



SEÑOR DIRECTOR:

Cada vez que finaliza un paro de camioneros, con el consabido bloqueo de rutas, se escuchan voces instando a desarrollar la infraestructura ferroviaria y abrir el cabotaje, de modo que el país no quede sometido al eventual chantaje de los transportistas. Esto, hasta el próximo paro.

Al respecto, sin duda que nuestra particular configuración geográfica exige una mirada integral para el transporte de carga, que abarque carreteras, vías férreas y marítimas. En general, para las distancias cortas lo óptimo son los camiones, para las largas los buques y para las intermedias los trenes, todos operando coordinadamente. La carga/descarga de un buque y el consiguiente despeje del recinto portuario exige camiones y trenes, y éstos requieren camiones para llegar a la puerta del usuario.

Esto es fácil de comprender, pero complejo de implementar. Por una parte, el desarrollo ferroviario es caro y de largo aliento, y sería rentable solo para algunas regiones del centro del país, combinando carga y pasajeros. Por la otra, la apertura unilateral del cabotaje a la competencia extranjera -sin antes emparejar la cancha a los empresarios nacionales, de modo que puedan competir en igualdad de condiciones- significaría poner una arbitraria lápida al cabotaje nacional, lo que en el mediano y largo plazo podría ser mucho más grave que la extorsión de los camioneros.

Miguel A. Vergara Villalobos

Presidente Liga Marítima de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.