¿Nos estamos acostumbrando?

Overoles



SEÑOR DIRECTOR:

Estamos próximos a cumplir tres meses del retorno a clases y ha sido peculiar volver a encontrarse después de dos años de clases remotas e híbridas. A esto se suman, además, los episodios de violencia al interior de los colegios que no han pasado en vano. Por un lado, maltratos físicos y psicológicos entre estudiantes; apoderados intimidando a compañeros de sus hijos; amenazas a profesores y a una comunidad completa, además de riñas a las afueras de colegios y armas al interior en los patios. Por otro lado, hemos visto manifestaciones que terminan en enfrentamientos con Carabineros; overoles blancos lanzando bombas molotov, tomas de los establecimientos y hasta “peaje” llegaron a cobrar algunos estudiantes en plena Alameda. Por su parte, llama la atención que esta semana un colegio de Valparaíso anunció la instalación de un detector de metales.

Los adultos no se han quedado atrás y cada vez vemos más violencia en cómo nos tratamos, resolvemos nuestros conflictos y actuamos para alcanzar sus objetivos. ¿Será que lo que está ocurriendo en los colegios es simplemente un reflejo de lo ocurre entre los adultos y que por ello ya no nos sorprende? ¿Será que nos estamos acostumbrando a la violencia?

Urge que las autoridades no solo tomen medidas y políticas al interior de las aulas, como la recién anunciada por el Mineduc “Seamos Comunidad”, muy limitada por cierto, sino que también se establezca un trabajo coordinado para abordar los actos violentos que hemos visto fuera de los colegios. Es esencial involucrar a la ciudadanía y trabajar en un acuerdo transversal para enfrentar la violencia en contextos educativos.

Simón Pinto

Asesor legislativo de Acción Educar

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.