Objeción “profesional”

Eutanasia-listo


SEÑOR DIRECTOR

En relación a lo señalado por Luca Valera, si aceptáramos calificar como un acto profesional a la objeción individual de profesionales de la medicina contraria a su intervención en la asistencia en la muerte requerida por sus pacientes, en la práctica nos llevaría a contar con un registro de “objetores profesionales” a quienes la legislación estaría enalteciendo por sobre sus colegas no objetores. Este último grupo de profesionales, pese a poner en servicio de sus pacientes sus saberes expertos, en concordancia con su voluntad autónoma y conforme a criterios objetivos y técnicos, sería jurídicamente etiquetado como de simples legos, todo un contrasentido dada la reserva legal hacia la profesión médica para efectos de ayudar a poner término a la vida de sus pacientes en caso de aprobarse el proyecto de ley respectivo.

Para recordar el quinto mandamiento no es necesario realizar esa clase de distinciones odiosas, que con miras a proveer cierta pureza moral a quienes se abstengan, estigmatizan a sus pares por incluir en la balanza los mejores intereses de sus pacientes y sus derechos. Para eso definitivamente no está la ley (y ojalá tampoco nuestros congresistas).

Pablo Fuenzalida Cifuentes

Investigador CEP

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.