Paso a paso volvemos a nuestros espacios públicos



Por Felipe Ward, ministro de Vivienda y Urbanismo

Los parques urbanos y las plazas no son tan solo una parte esencial de nuestro espacio público, sino que también son un símbolo de integración y cohesión social a disposición de todos los chilenos. Sin embargo, dado el contexto actual de pandemia que vive nuestro país, no podremos regresar a ellos y ocuparlos como antes. El mundo científico sigue estudiando el comportamiento y evolución del coronavirus, y la apertura de estas áreas verdes, en consecuencia, tiene que ser un proceso gradual y paso a paso, como han enfatizado las autoridades de Salud.

Con el propósito de orientar cómo debe ser el regreso a los parques, la semana pasada desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, para adaptar la ciudad, el barrio y las viviendas a las distintas fases del plan Paso a Paso y para resguardar la salud de las familias, lanzamos un protocolo con recomendaciones para un retorno protegido –disponible en www.minvu.cl-, en el que se establecen medidas como la capacidad máxima de visitantes que pueden recibir estos recintos y otras acciones sanitarias y preventivas que vamos a monitorear periódicamente. 

Para el desarrollo de estas directrices analizamos las experiencias de parques en Nueva York, Boston, Melbourne y Londres, además de recibir el aporte de Fundación Mi Parque y la supervisión del Ministerio de Salud. En todo momento se evaluó la implementación de acciones realistas para el contexto nacional, entendiendo que nuestros parques y plazas poseen una diversidad de equipamiento e infraestructura propia de nuestra geografía. 

Actualmente, en todo el mundo se están flexibilizando los espacios públicos a raíz de la pandemia. Por ejemplo, en Londres, ante un posible aumento de la peatonalización, están adaptando las calles para un incremento de 10 veces en el número de ciclistas y de cinco veces en el de peatones, una tendencia que irá en alza a medida que terminen las cuarentenas y las personas busquen alternativas seguras para movilizarse. 

Esta necesidad de urgente adaptación fue la que nos llevó, además, a lanzar un manual para la demarcación de veredas de emergencia en tiempos de Covid. En el documento, establecemos criterios para que los municipios implementen fajas caminables de distintos anchos –de acuerdo al flujo de personas- con diseños de bajo costo y alto impacto para mantener el distanciamiento físico. 

Los alcaldes conocen mejor que nadie su territorio. Esa experiencia sumada a las orientaciones que estamos compartiendo con estas guías, ayudará a homologar y nivelar criterios para que no haya disparidad de éstos entre municipios a la hora de adaptar veredas, calles, parques y plazas. No obstante, de nada servirán estas recomendaciones sin el compromiso, cooperación y el autocuidado de la ciudadanía. 

Los chilenos quieren reencontrarse y volver pronto a sus espacios públicos. Hay ansiedad y es natural, pero, como lo ha resaltado el Presidente Sebastián Piñera, tenemos que alcanzar esta meta paso a paso. Mientras eso ocurre, como Minvu, seguiremos adaptando y rediseñando las ciudades en la emergencia y avanzando, al mismo tiempo, en la construcción de nuevas áreas verdes para Chile, como los siete parques emblemáticos presidenciales entre los que se cuenta Mapocho Río, que ya está en marcha en la capital.  

Comenta

Imperdibles