Perú: diagnóstico de una cuarentena obligada de ocho semanas

Un trabajador que usa una máscara como precaución contra la propagación del nuevo coronavirus, carga un cilindro de gas en el centro de Lima, Perú, el lunes 23 de marzo de 2020. Foto: AP / Rodrigo Abd.



Por Carlos Escaffi, gerente general de Imaginaccion Perú, docente PUCP

Durante el día 39 del estado de emergencia, el Presidente Vizcarra decidió ampliar nuevamente la cuarentena social obligatoria de cumplimiento nacional hasta el 10 de mayo inclusive, llegando así a un total de ocho semanas en la que los peruanos seguirán confinados obligatoriamente en sus domicilios, con salidas muy limitadas, de un solo miembro por familia y un toque de queda que parte a las 18 horas de cada día.

La principal motivación de la ampliación en mención, los casos positivos confirmados por métodos serológicos y moleculares que suman 20.914 de un total de 185.238 pruebas realizadas. El orden actual es de 11,30% de pruebas positivas respecto al total de muestras. Entre los casos confirmados con el virus, 2.786 se encuentran hospitalizados y, entre ellos, 467 en unidad de cuidados intensivos (UCI con ventilación mecánica). Del total de casos positivos, que cumplieron su período de aislamiento domiciliario, 7.422 ya se encuentran con alta médica (recuperados). El número de fallecidos asciende a 572. Según el titular de la cartera de Salud, en cuanto a las camas UCI, señaló que existen 467 ocupadas y solo 189 disponibles, tanto en el sector público como en el privado.

En línea con lo anterior, el Jefe del Estado subrayó que la curva de contagiados por el Covid-19 en el país sigue en ascenso y que aún no se ha llegado a la cumbre. Destacó que no haber dispuesto hace 39 días el estado de emergencia para evitar la propagación del coronavirus hubiera significado sobrepasar los 10.000 fallecidos en este periodo.

Respecto a la reanudación de las actividades y recuperación de la economía, Vizcarra prevé como fecha el 4 de mayo, mientras tanto, se formalizará, mediante un documento, una comisión para que evalúe la propuesta elaborada por el consejo de ministros con los representantes de cada sector (público, privado, gremial y academia). Una de las primeras actividades que debería reanudarse en mayo es la venta de alimentos procesados por delivery. En materia económica, la recuperación de la economía iniciaría en el tercer y cuarto trimestre del año, luego de la reanudación de algunas actividades económicas.

El Banco Central de Reserva (BCR) realizó hoy, las primeras subastas de repos con carteras garantizadas y asignó S/ 4.000 millones (US$ 1.185 millones) entre las entidades del sistema financiero para capital de trabajo de las empresas, fondos que serán colocados a tasas de interés menores a la inflación. Los fondos del ente emisor se asignaron a instituciones financieras que cobrarán tasas de interés de entre 0,5% y 1,98% a sus clientes. El Estado lanzó el programa “Reactiva Perú”, con un fondo de hasta S/ 30 mil millones (US$ 8.890 millones), para beneficiar a cerca de 350 mil empresas.

En adición a los bonos ya entregados, el Presidente Vizcarra señaló también la entrega de un bono familiar universal, cifrado en 223 dólares por familia, el cual brindará mayor apoyo económico al 75% de los hogares que no tienen a fin de mes una remuneración formal ordinaria.

Un tema que no pasó inadvertido y que ha generado una no menor ansiedad fue que el gobierno estaría planeando aplicar un impuesto de “solidaridad” a los que más tienen. En la misma línea, la titular de la cartera de Economía y Finanzas señaló que todas las medidas están inspiradas en el principio de solidaridad. Se prevé que el Ejecutivo solicite nuevas facultades en materia tributaria y financiera al Congreso de la República.

Así las cosas, la situación en Perú recrudece, por obvias y entendibles razones de índole social (equilibrio salud y economía), y es que habrá que estar muy atentos a eventuales situaciones sociales conflictivas, que, hasta cierto punto, podrían ser bastante entendibles, pues el peruano de a pie se está quedando sin recursos, situación altamente crítica en una nación donde el 70% de la población opera en sectores informales. En cuanto al aguante económico, si bien Perú tiene un buen espacio fiscal y condiciones de receptor de inversión extranjera, deberá analizar el efecto de los préstamos externos y la capacidad de repagar esa deuda. Por otro lado, no estaría demás empezar a poner en blanco y negro el plan para salir de la cuarentena de manera inteligente, pues las personas deben salir a trabajar y generar ingresos. Se debe pensar en los grandes generadores de empleos, de la mano con protocolos rígidos de seguridad.

Finalmente, expectantes quedan miles de peruanos respecto de lo que sucederá con la eventual promulgación de la norma para el retiro del 25% de fondos (tope de US$ 3.897) de las AFP, que si bien tuvo el respaldo mayoritario del Congreso, ahora corresponde que el Ejecutivo se pronuncie.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.