Proceso constituyente



SEÑOR DIRECTOR

En su columna del 28 de octubre, el profesor Atria nos dice que el apoyo obtenido por la Convención Constitucional en el reciente plebiscito implicaría el rechazo por parte de la ciudadanía a la política institucional, y nos recuerda, medio al pasar, que la Constitución de 1980 es historia. Ambas afirmaciones nos dicen más de su imaginación que de la realidad.

En relación al supuesto rechazo a la política institucional, lo que omite el profesor Atria es que la Convención será integrada por quienes resulten electos en un proceso electoral equivalente al que aplica en las elecciones de diputados (art. 131 CPR), sin perjuicio de las modificaciones que establecen las disposiciones transitorias 29 y 31 de la CPR. En ese sentido, el proceso es plenamente institucional.

Por otra parte, la Constitución vigente no es historia. Esto no solo es relevante porque ahí están las reglas constitucionales que regulan el proceso constituyente que hemos iniciado y las que seguirán rigiendo mientras no se promulgue un nuevo texto constitucional.

Contra lo que el propio profesor Atria ha señalado en otras instancias, e insinúa relegando el texto constitucional vigente a la historia, no hay ninguna razón para interpretar el triunfo del Apruebo como desligado de las reglas constitucionales que regulan el proceso para elaborar una nueva Constitución. Ello implica reconocer, por una parte, el carácter limitado en el tiempo (art. 137 CPR) y en materia de contenidos constitucionales (art. 135 CPR) que tendrá el trabajo de la Convención y, por otra, que, en caso de que el proceso no logré generar un texto que la ciudadanía ratifique (art. 142 CPR), la actual Constitución seguirá rigiendo. Afirmar lo contrario es desconocer el texto constitucional y suponer que al optar por el Apruebo los chilenos nos embarcamos en un proceso sin destino.

Al cerrar su columna, nos recuerda que a todos nos conviene que el proceso sea exitoso. Y tiene razón. El primer paso para ello es leer y respetar las reglas constitucionales que lo rigen.

Clemente Recabarren

Abogado

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.