Redoblar los esfuerzos para sortear la crisis

Una gran cantidad de Gente con mascarilla por precaución de contagio del Coronavirus Covid 19 que afecta al pais.

Es necesario reevaluar los estímulos que se están entregando. En otras geografías, han redoblado las medidas de apoyo.



Durante las últimas semanas, el foco de la pandemia se ha cernido sobre nuestra región. Sin ir más lejos, actualmente la tasa de contagios en Chile por millón de habitantes está por encima de la que experimentó España en el punto más álgido. Ante esto, el Gobierno ha ampliado las cuarentenas a casi la mitad de la población del país.

En este escenario, el tejido productivo está enfrentado una prueba severa. Empresas que hasta hace algunos meses operaban sin contratiempos, hoy ven que escasea la liquidez, lo que eventualmente podría transformarse en problemas de solvencia. Inicialmente, varias de las medidas de impulso económico en nuestro país apuntaban a un período de alrededor de tres meses en el que sería necesario “hibernar”. Hoy es patente que dicho lapso puede ser más largo. 

En consecuencia, es necesario reevaluar los estímulos que se están entregando. En otras geografías, han redoblado las medidas de apoyo. La Reserva Federal y el Banco Central Europeo han incursionado con fuerza y celeridad en la compra de bonos públicos, bancarios y corporativos para cuidar de la estabilidad financiera. En el Viejo Continente, la Comisión Europea anunció un plan de recuperación económica por € 750 millones, cuyos fondos provendrían de la primera emisión conjunta de deuda en la historia de bloque.

En Chile, el Banco Central llevó rápidamente su Tasa de Política Monetaria hasta su mínimo técnico y ha implementado otras medidas para apuntalar la liquidez y aplanar la parte larga de la curva de rendimientos. Sin embargo, quedan cosas por hacer. Un primer aspecto es la posibilidad de seguir reduciendo el costo de financiamiento de largo plazo a través de programas de compra de bonos soberanos en el mercado secundario. Esto es algo que ya se discute y que tiene que avanzar con sentido de urgencia en el Congreso.

Mientras tanto, existe la posibilidad rápida de elevar el techo de la Facilidad de Crédito Condicional al Incremento de las Colocaciones y ampliar los colaterales significativamente, lo que respaldaría una mayor toma de riesgo y sería un apoyo para lograr una mayor fluidez del canal de crédito. En particular, hoy se aceptan bonos con calificación hasta C, que es bastante riesgosa, pero en el caso de las colocaciones comerciales esto está acotado solo al grado A3. Es imperioso reducir esta exigencia para liberar recursos frescos que vayan en ayuda de los más golpeados por esta crisis. 

En definitiva, enfrentada a nuevos desafíos, la autoridad debe seguir avanzando en soluciones creativas y flexibles para asegurar la continuidad del tejido productivo de nuestro país.

El autor es economista de Banco Santander

Comenta

Imperdibles