Reforma al Sename



SEÑOR DIRECTOR

El 8 de septiembre, la Comisión de Infancia en el Senado comenzó a discutir el veto formulado por el Presidente de la República al proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez. En dicha sesión, la presidente de la Comisión declaró inadmisibles determinadas partes del veto.

Sobre esto último, llama mucho la atención que la presidente de la Comisión decidiera declarar inadmisible la parte del veto que pone fin al “amarre” (que tanto repudio ha causado) de este proyecto de ley con el proyecto de ley de Garantías de la Niñez, lo cual, además, ya había sido declarado admisible por la Cámara de Diputados, se había rechazado y no se había obtenido el quórum para insistir, por lo que el “amarre” por fin había terminado.

A pesar de ello, pareciera que para algunos sectores políticos, todos van primero menos los niños, niñas y adolescentes más vulnerables de Chile. No nos saquemos la suerte entre gitanos; los niños hoy están siendo utilizados como moneda de cambio para avanzar en una agenda ideológica que perjudica a la familia y solo beneficia a una élite.

¿Hasta cuándo la oposición va a seguir priorizando agendas por sobre las necesidades reales y urgentes de los niños, niñas y adolescentes más vulnerables de Chile? ¿Es necesario otro escándalo de vulneración de derechos para poner fin a este retraso? La reforma estructural al Sename no puede esperar más.

Daniela Constantino

Asesora legislativa de Comunidad y Justicia

Comenta

Imperdibles