Sistema de pensiones



SEÑOR DIRECTOR

El país tiene un serio problema en materia previsional, una de cuyas causas es el desconocimiento de la población sobre el sistema. Es difícil educar en estas materias de complejidad técnica, pero también que muchas veces son las definiciones de política las que contribuyen a esta desinformación. En forma implícita se ha dado a entender que quienes cotizan en AFP van a tener una jubilación autofinanciada, sin que quede explícita la densidad de cotizaciones requeridas. Los criterios de la OIT, en cambio, son más estrictos, definiendo que una pensión requiere al menos 30 años de cotizaciones. Con 10 a 29 años se obtiene una pensión parcial y con menos de 10 no hay pensión; la jubilación, en ese caso, sería asistencia social si es requerida.

En esa dirección, la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones propone que llegada la edad legal de jubilación de personas que no pertenecen al 60% más pobre (lo que les permite sumar una parte del pilar solidario) y con menos de cinco años de cotizaciones, se devuelva el ahorro acumulado. La idea parece razonable, ya que en esas condiciones es imposible alcanzar una pensión razonable, por lo que parece mejor disponer del total de los recursos en vez de recibir mensualidades que hacen muy poca diferencia para una persona de ingresos medios o altos. En el intertanto se avanza en educación previsional mandando el mensaje correcto: el derecho a pensión autofinanciada requiere como mínimo un ahorro de más de cinco años, lo que aún parece bajo.

María Cecilia Cifuentes

Dir. Centro de Estudios Financieros ESE Business School Universidad de los Andes

Comenta

Imperdibles