Su opinión importa | Envíe sus cartas y comentarios sobre actualidad a correo@latercera.cl Ver condiciones, y sus objeciones al contenido o cobertura del diario a lector@latercera.com

Opinión

Sistema de ingreso escolar


SEÑOR DIRECTOR
Sobre la iniciativa de hacer modificaciones al Sistema de Admisión Escolar (SAE) y de calificarlo como un sistema injusto, es importante resaltar algunos hechos y reflexiones.
En la tercera etapa de implementación del SAE, de un total de 274.990 postulantes, un 82% quedó en una de sus preferencias, cifra acorde a los estándares internacionales.
Hay consenso en que no existe un sistema de admisión perfecto, pues la cantidad de vacantes y postulantes generalmente es distinta. No obstante, los resultados muestran que el SAE es la opción más adecuada en el desafío de equilibrar la libertad de elección de las familias y otorgar mayores niveles de justicia a todos los postulantes.
En Chile, el nivel socioeconómico tiene un enorme peso sobre los resultados educativos. Los resultados de Simce de Matemática son lapidarios: para 2017, en cuarto básico hubo 59 puntos de diferencia entre estudiantes de bajo y alto nivel socioeconómico, mientras que en segundo medio esta diferencia fue de 105 puntos, casi dos años académicos de distancia.
La evidencia ha mostrado que en áreas como el desarrollo psicosocial, la convivencia y el aprendizaje es ventajoso que los estudiantes se eduquen en contextos diversos. Si lo que buscamos es ser un Chile que valore la diversidad y resuelva sus diferencias a través del diálogo, volver a aspirar a la segregación no aporta a este fin.
Seguir aludiendo a la engañosa metáfora de que el SAE es una “tómbola” desinforma y perjudica a los estudiantes y sus familias. Deshacer acuerdos país no contribuye a lo que es fundamental para la mejora del sistema educativo chileno: políticas de Estado que trasciendan a los gobiernos. Por cierto, esto implicará introducir ajustes que mejoren la implementación, pero los cambios estructurales requieren una evaluación que considere plazos y evidencia que los sustente.
Necesitamos políticas profundas que apunten a mejorar la calidad en todas las escuelas, independientemente del nivel socioeconómico o los desempeños académicos previos.

Alejandra Arratia
Directora Ejecutiva de Educación 2020

Seguir leyendo