Sobre la censura a festivales



SEÑOR DIRECTOR

Como integrantes del Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio consideramos necesario manifestarnos respecto a las censuras y dificultades efectuadas e impuestas por los municipios de Viña del Mar, Las Condes y Santiago a los festivales Puerto Ideas, Santiago a Mil y Lollapalooza, respectivamente.

Como consejeros y consejeras rechazamos la práctica de vetar actividades culturales por razones ideológicas. Dichas censuras dejan en evidencia una intolerancia transversal, que se traduce en atropellos a la libertad de expresión. Estas prácticas ya instaladas en nuestra sociedad solo causan daño a nuestro país, a sus habitantes y a su futuro. Especialmente en tiempos en que en Chile se necesita de la reflexión y pensamiento crítico que la cultura otorga a una sociedad democrática.

Creemos que los parques y espacios utilizados para las manifestaciones y tradiciones culturales son de uso público y los municipios que los mantienen deberían contar con instancias de evaluación de mayor complejidad para analizar cada caso. Los citados festivales son muestras de carácter nacional que cuentan con una larga y prestigiosa trayectoria, que han puesto a nuestros creadores y creadoras en el mapa mundial y que tienen alto impacto internacional.

Las prácticas antes mencionadas causan también serios daños a la comunidad artística, al público que espera dichos eventos, a los miles de personas que cuentan con empleos asociados a ellos y a nuestra imagen país.

Esperamos que el Estado y el sector público tengan un rol activo en el desarrollo e implementación de políticas culturales diversas, que protejan la libertad de expresión y rechacen la censura.

Maite de Cea, Pablo Dittborn,

Óscar Galindo, Patricio Gross,

Marlene Huanchicay, Alejandra Martí,

Augusto Sarrocchi, Ana María Raad,

Jorge Rojas y Alejandra Valenzuela

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.