Teletón y Frente Amplio



SEÑOR DIRECTOR

Cada año, por estas fechas, surgen voces críticas desde la izquierda frenteamplista respecto al papel que cumple la Teletón. Entre ellas hay puntos razonables, como el papel que juega el marketing empresarial, que naturalmente debe ser replanteado.

Sin embargo, hay otras ideas equivocadas, especialmente la que cree que es necesaria una política estatal para que el problema de los niños y jóvenes con discapacidad, que la Teletón atiende hace más de 30 años, sea satisfactoriamente cubierto. Según esa opinión, la Teletón sería una especie de mal menor que hay que respaldar, mientras el Estado no asuma dicha tarea. Es decir, que la sociedad civil sería supletoria frente al Estado, quien tendría la primera iniciativa en estos asuntos.

El problema de esta perspectiva no es que las personas tengan derecho a que el Estado provea tratamientos específicos, sino pensar que dicha provisión no puede ser prestada por particulares. La misma experiencia de la Teletón muestra que ellos pueden colaborar en el robustecimiento de la salud de las personas. Los ejemplos son abundantes en Chile y en el mundo, por lo que sería positivo que el Frente Amplio, en caso de ganar la elección presidencial, así como la Convención Constitucional, no opten por impedir que los particulares organizados satisfagan problemas públicos en esquemas público-privados.

Cristián Stewart

Director ejecutivo de IdeaPaís

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.