Trabajo femenino y cuidado



SEÑOR DIRECTOR

El cierre de colegios y jardines infantiles, que en Chile se ha prolongado más que en otros países, ha impactado tremendamente en los padres y madres trabajadoras, en especial en estas últimas, pues en nuestra sociedad la responsabilidad del cuidado recae principalmente en las mujeres. En el estudio “Empleo femenino y Covid-19”, que publicamos el 2020, constatábamos que la salida de las mujeres del mercado laboral estaba acentuándose fuertemente, en gran parte por la imposibilidad de contar con apoyo en las labores educativas y de cuidado. Lamentablemente, es de esperar que con los nuevos confinamientos volvamos a ver esta tendencia.

Como hemos visto, para quienes trabajan y tienen hijos pequeños se ha vuelto una verdadera odisea conciliar ambas tareas. Si a eso le sumamos la intensa actividad escolar online y el agotamiento propio de la pandemia, el resultado es padres, pero sobre todo madres, sobrecargadas.

Es urgente que esta realidad sea considerada y, en lo inmediato, que sea un factor a tener en cuenta en la decisión de reabrir escuelas y jardines infantiles -junto con los efectos sobre al aprendizaje y bienestar de los niños. Pero también necesitamos políticas públicas que promuevan una mayor flexibilidad en los empleos, por ejemplo, incentivando a las empresas que puedan a crear políticas de teletrabajo orientadas al cumplimiento de metas más que de horarios. Además, se debiera retomar la tramitación del proyecto de ley de modernización laboral, que fomenta la adaptabilidad de la jornada y favorece la conciliación trabajo-familia.

En un año más de crisis sanitaria y de importantes definiciones políticas, es crucial impulsar medidas que fomenten la empleabilidad femenina y una mayor flexibilidad laboral y corresponsabilidad parental.

Elisa Piña B.

Centro de Políticas Públicas UC

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.