Un Estado en la nube

31 de Enero 2018 Fachada del Palacio de la Moneda. Foto Reinaldo Ubilla/ Pulso CASA DE GOBIERNO - FACHADA NORTE - VISTAS GENERALES - PLAZA DE LA CONSTITUCION -

¿Por qué no soñar en un Estado, que priorice la investigación y desarrollo, la ciencia y la innovación de manera más estructural y de largo plazo para grandes transformaciones y enfrentar mejor futuras crisis?




Principio básico; para que una estrategia o plan sea exitosa y no solo quede en el papel o en las cabezas de un equipo de liderazgo; la ejecución es la clave. Y algunos elementos claves de una ejecución exitosa, es llegar al grupo objetivo, con la propuesta adecuada, a tiempo, y de la manera más eficiente. Hemos visto la dificultad en la entrega de las diferentes ayudas del Estado hacia la población, y no solo en la entrega sino en identificar a los beneficiados y sus necesidades.

Con las mejores intenciones inclusive, se puede cometer grandes errores como lo indican las cifras del Financial Times, donde el 17% de los negocios en Estados Unidos han recibido ayuda estatal (Paycheck Protection Program) pero lo han recibido solo el 7% de los negocios del Bronx. Esto es porque fue pagado a través de bancos, el cual el grupo de raza negra tiene menos acceso o peores relaciones con ellos. Pero también la ayuda no llego porque los grupos minoritarios se apoyan mas en fintechs, que no fueron incluidas por el gobierno americano como canal de ayuda.

Habría llegado el momento finalmente, en que el Estado de Chile no tenga otra opción que modernizar su forma de relacionarse con ciudadanos y empresas? Por qué en la solicitud del 10% de las AFP no hubo mayores problemas? Se prepararon, el proceso era simple, abrieron más espacios para recibir a público, había planes B pensados, pero a mi parecer, más importante aún, también tenían los sistemas adecuados para ordenar, segmentar y cruzar información con los bancos. Tal vez si hoy tuviésemos un Estado digitalizado, otro tipo de ayuda como alimentos o bonos hubiese llegado no solamente más rápido, sino que hubiese sido más eficiente y efectiva su entrega. Hoy en Estonia gran parte de los datos de la población están en la nube, donde no debes realizar ningún tipo de fila para realizar un trámite, el pago de impuesto en promedio demora 3 minutos, si necesitas una ambulancia, esta sabe quién eres y por lo tanto la probabilidad de un mejor diagnostico aumenta considerablemente. Tus datos personales se suben al sistema solo una vez en la vida y están bien protegidos. Es decir, acá no solo se experimentó una transformación digital sino una transformación en la experiencia misma de sus ciudadanos. Acaso no quisiéramos todos una mejor experiencia en varias de nuestras relaciones con el Estado?

Por qué no soñar en un Estado, que priorice la investigación y desarrollo, la ciencia y la innovación de manera más estructural y de largo plazo para grandes transformaciones y enfrentar mejor futuras crisis? No hay recursos es la respuesta más recurrente. Bueno, se imaginan a un Estado en la nube y la cantidad de recursos que se podrían liberar y ser mejor utilizados? Una nube nos permite soñar en grande.

-El autor es presidente Pacto Global y exCEO Unilever

Comenta