Un sistema de salud en que nadie tenga que morir esperando

Mario Tellez / La Tercera CORONAVIRUS - COVID 19 - PANDEMIA - EMERGENCIA SANITARIA - CHILE SALAS DE LA MUERTE - PERSONAL MEDICO - ENFERMOS TERMINALES - CUIDADOS - RECORRIDO INSTALACIONES




SEÑOR DIRECTOR

Concuerdo con el análisis de Cristóbal Cuadrado, quien en este mismo medio acusa que “el sistema de salud no da para más”, refiriéndose a las listas de espera, al atraso en los diagnósticos y sus consecuencias, y a las injusticias que se presentan. Sin embargo, difiero profundamente en la solución que propone pues, en mi opinión, idealiza el rol que podría cumplir el Estado bajo un sistema “público universal que busque eliminar las desigualdades de acceso según capacidad pago”.

Me explico. No hay ninguna excusa para que hoy el Estado no pueda mejorar sus estándares de atención médica y sanitaria. El gasto per cápita estatal, en los últimos 20 años, ha alcanzado al del sector privado, aunque si bien recibe copagos, éste entrega al menos un 30% más de prestaciones médicas de alta complejidad y en forma oportuna que el sistema estatal.

La injusticia que el articulista acusa se produce por la forma como el Estado asigna los subsidios. En efecto, no son las personas las que tienen derecho a percibir dichos aportes estatales, sino que los establecimientos de salud, independientemente de su capacidad de resolución.

Los ciudadanos, al no contar con subsidios, no pueden elegir, libremente y sin temor, un plan garantizado; son las grandes burocracias hospitalarias las que reciben dichos aportes.

Por tanto, las soluciones no deben orientarse a aumentar la presencia fiscal como él propone, sino a entregar herramientas de decisión a las personas. Solo un cambio de esa naturaleza, con un plan regulado y garantizado, pero con opciones de elección para la gente, permitirá construir “un nuevo sistema de salud donde nadie tenga que morir esperando” como precisa el artículo señalado.

Rafael Caviedes Duprá

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.