Una cámara territorial para el Chile descentralizado

Congreso parlamentarios coronavirus

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO




SEÑOR DIRECTOR

Descentralizar el poder, acercando las decisiones a la ciudadanía y a los territorios, parece ser uno de los ejes de mayor convergencia y transversalidad entre los miembros de la Convención Constitucional, especialmente de aquellos electos en regiones.

El poder real de los gobiernos subnacionales no depende solo de sus niveles de autonomía, capacidad de autogobierno y grados de descentralización, sino que además del poder compartido que tengan sobre las decisiones nacionales que las afectan. Ello les permite, por ejemplo, colegislar en decisiones de nivel nacional, participar en decisiones de políticas públicas compartidas entre autoridades nacionales y territoriales, y en la distribución territorial de la recaudación tributaria ser consultados al momento de contraerse una deuda pública nacional de impacto territorial y aprobar reformas constitucionales que los afecten.

Esa capacidad no se logra con el actual sistema bicameral espejo (Senado, Cámara de Diputada/os), ni menos con un sistema unicameral (que implicaría un severo riesgo para el proceso descentralizador, e incluso podría volver a centralizar el poder).

La forma apropiada para lograr un desarrollo social y territorial más equilibrado y justo en Chile es instituir una cámara de representación política poblacional, junto a otra cámara de representación de los territorios, dotada de poder compartido sobre todas las decisiones nacionales e intereses que afectan a su desarrollo, bienestar y futuro.

Ismael Toloza

Presidente nacional

Heinrich von Baer

Past president

Fundación Chile Descentralizado

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.