Viviendas Sociales



SEÑOR DIRECTOR

Se ha escrito y debatido en los últimos meses acerca del urgente tema de reducir los déficits de vivienda en Chile.

En efecto, lo que en años pasados fue una tendencia a la baja sostenida en el déficit de viviendas, llegando a 390 mil en 2014, ha aumentado a 497 mil en 2017, según la encuesta Casen. Por otro lado, los allegados que habían registrado una baja entre 1996 y 2014 hasta 183 mil, han aumentado a 300 mil en tres años, entre 2014 y 2017. Malas cifras y mala noticia para muchas familias chilenas.

Por lo tanto, es urgente que se actúe rápido y bien; las políticas públicas de vivienda vuelven a ser prioritarias para el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y no veo posible reemplazar su nombre por el de Urbanismo y Vivienda a la luz de estas cifras que los expertos están estudiando para tomar medidas concretas.

La excusa de que ya no hay terrenos no es válida; los terrenos están en manos del Estado y municipios. Estos organismos públicos tienen que generar, junto a la empresa privada, proyectos de integración social para que las personas y familias chilenas y de inmigrantes tras estos números, puedan acceder a un beneficio que se ha transformado en un derecho para poder vivir dignamente y no continuar "sobreviviendo" a duras penas segregados y olvidados por todos.

Los instrumentos legales están y los terrenos existen, hay que sacarlos del closet y ponerse manos a la obra; el Ministerio tiene la palabra y los arquitectos estamos disponibles para trabajar en equipo en esta tarea necesaria e ineludible.

Las personas que viven allegadas por no tener acceso a los subsidios, y los inmigrantes que viven hacinados y sin las mínimas condiciones de habitabilidad, seguridad y salubridad, están urgidos por una respuesta concreta y clara, y con fechas definitivas que resuelvan esta dura realidad y vergonzoso problema en nuestro país.

Yves Besançon Prats

Arquitecto Past President AOA

Asociación de Oficinas de Arquitectos

Comenta

Imperdibles