Votación de aborto



SEÑOR DIRECTOR

Para hoy está fijada la discusión en pleno de la Cámara de Diputados del proyecto de ley que busca introducir el aborto libre -sin causales- en nuestro país. Aunque esto solo confirma lo que muchos hemos advertido hace años respecto a que la verdadera intención de los promotores del aborto en tres causales era precisamente la legalización del aborto sin expresión de causa, se hace necesario abordar el impacto de un proyecto tan perjudicial para nuestro país como éste.

Al igual que en las tres causales, se insiste en utilizar conceptos ambiguos o derechamente eufemismos como “despenalización consentida por la mujer”, cuando de lo que se trata es de la legalización del aborto sin expresión de causa, en que se podrá exigir una prestación médica consistente en poner fin a la vida del que está por nacer.

Se emplean, nuevamente, argumentos o datos manipulados y alejados de la realidad. Por ejemplo, que el aborto provocaría la muerte de muchas mujeres al año, en circunstancias que Chile es el país con la menor tasa de mortalidad materna de América Latina, hasta antes de la ley de aborto de Bachelet.

En definitiva, lo dicho por los grupos pro aborto es bastante similar a lo que vienen repitiendo hace años para introducir el aborto sin límites en nuestro país. Lo cierto, sin embargo, es que se trata de un proyecto inhumano, que pone fin a la vida de la persona que está por nacer, no se hace cargo de los problemas por los que atraviesan mujeres con embarazos vulnerables y complejos, y da una nueva señal de que en Chile hay personas de primera y segunda categoría.

Tomás Bengolea L.

Presidente Fundación ChileSiempre

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.