Voto a 15 minutos: discusión necesaria, pero prudente

Foto: Agencia Uno




SEÑOR DIRECTOR

Valoramos la carta de dos autoridades del CNDU publicada el sábado en La Tercera sobre el voto a 15 minutos, en vista al complicado escenario de abstención electoral.

Desde hace dos años estamos analizando los efectos urbanos y territoriales en la participación electoral del Gran Santiago, cuyas investigaciones se presentaron en tres congresos de Alacip y LASA. Además del sesgo por NSE, a mayor accesibilidad a los establecimientos educacionales (en su mayoría locales de votación), aumenta la participación, lo que se suma a la desigualdad urbana en el acceso a la educación. En nuestra última ponencia (LASA 2021), observamos tres locales en Puente Alto con distinta participación entre 2017-2020. Las diferencias entre distancias al local asignado van desde 200 mts. hasta 5 kms, evidenciando un costo desigual de movilización.

Sin embargo, una georreferenciación al local más cercano o un padrón comunal abierto tiene tres latentes riesgos: (1) mayor cálculo del comportamiento electoral por barrios (micro-segmentación electoral); (2) estigmatización territorial para votar en zonas críticas; y (3) alterar la eficacia de los procesos electorales en Chile.

Esta discusión es muy necesaria para disminuir los costos de traslado de las y los votantes a su mesa electoral. Pero, debido a su importancia, se requiere llevarla a cabo con prudencia y evidencia para minimizar los efectos adversos señalados (y otros posibles), con el fin de fortalecer la democracia urbana.

Yohana Astudillo Teiguel

María José Bravo Ahumada

Vicente Inostroza Sánchez

Cientistas políticos UDP

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.