¡Voto obligatorio!

477524



Qué importante es que la Cámara de Diputados haya aprobado por 96 votos a favor la reforma constitucional para restablecer el voto obligatorio en nuestro país. La iniciativa tiene por objeto consagrar la obligatoriedad del voto en todas las votaciones populares hasta que el elector tenga 75 años y el Estado arbitrará las acciones necesarias para informar, facilitar e incentivar el ejercicio del derecho a sufragio.

Cuando se adoptó el año 2009 la decisión de introducir la inscripción automática y el voto voluntario se pensó que esta medida iba a favorecer la participación electoral. Se pensaba entonces que al incrementarse el padrón electoral ello repercutiría necesariamente en una mayor participación electoral. Esta premisa resultó desmentida por la realidad en estos últimos diez años. En efecto, la participación electoral fue decayendo sostenidamente en las elecciones municipales y parlamentarias de 2012 (en que participó un 43%) y 2016 (en que participó un escuálido 34,9%), y presidenciales y parlamentarias de 2013 (participación del 49%) y 2017 (participación del 46,7% que subió a 49% en segunda vuelta presidencial) lo que ha generado un problema grave en la representación de las autoridades elegidas.

El voto voluntario también ha tenido un efecto de sesgo socioeconómico. Es así como en las últimas elecciones (Diputados 2017) mientras el 69% del padrón electoral participó en la elección en la comuna de Vitacura, solo el 36,7% lo hizo en la comuna de La Pintana.

Como miembros de la comunidad nacional cada uno de nosotros tenemos derechos pero también obligaciones. Es así como cotidianamente demandamos una serie de servicios que nos debe brindar el Estado para satisfacer los distintos derechos a la justicia, a la salud, a la educación, vivienda, entre muchos otros. La mínima obligación que tenemos como miembros de la comunidad nacional es la de participar en las votaciones populares, para tomar parte y definir, en los distintos niveles, los destinos nacionales. No olvidemos que la participación electoral es la savia que alimenta el árbol de la democracia, la que privada de ella, puede desplomarse como un árbol añoso luego de un viento fuerte que lo afecte.

A quienes por años hemos abogado por el restablecimiento del voto obligatorio siempre se nos decía que no estaba dentro de las prioridades de la gente. Bueno, este año diversas encuestas mostraron una adhesión mayoritaria al restablecimiento del voto obligatorio y en la consulta llevada a cabo por parte de la Asociación Chilena de Municipalidades, en las comunas que se consultó acerca de esta materia en las que votaron 2.123.749 personas, la opción de restablecerlo obtuvo el 85,5%.

Preocupante resultan las gestiones del gobierno para frenar esta iniciativa. Esperamos que la Cámara de Diputados que ha sintonizado con la opinión mayoritaria del país en su votación en general, apruebe pronto esta reforma constitucional y lo mismo haga el Senado para que se pueda aplicar en todos los procesos electorales que se avecinan. Así podremos fortalecer efectivamente nuestro sistema democrático.

Comenta

Imperdibles