Tártaro de salmón, tortillas para acompañar y gin de sandía

Revisa la clase de Club Paula Cocina del jueves 13 de enero, a cargo de la cocinera Fernanda Giacaman.





Fernanda Giacaman regresó a los estudios de Club Paula Cocina para presentar una de las recetas que de nuestro recetario de enero: tártaro de salmón. En esta ocasión, acompañó este plato con dos alternativas de tortillas especiadas y un refrescante gin de sandía.

Para la base del tártaro

Giacaman limpió el salmón y lo picó en cubos similares. Es fundamental que los trozos no sean demasiado pequeños, pues el pescado pierde su presencia en el plato. Por otro lado, se debe usar un cuchillo bien afilado, para evitar desmenuzar. Luego picó las verduras y ralló sobre el bol una cucharadita de jengibre ¿Alguna vez te has preguntando cómo pelar esta raíz sin perder parte del producto? La técnica de Giacaman es pasar una cuchara por la cáscara y sacarlo de cuajo.

Cómo todo plato, este tártaro puede variar en sus ingredientes, dependiendo de los gustos de los comensales y de lo que haya en la cocina. Por ejemplo, recomienda agregar pimentón, manzana verde e incluso mango, para dar un toque agridulce.

La clave de este tártaro, aquello que lo hace único, es el dressing sugerido, que se puede preparar fácilmente, e incluso refrigerar por hasta cuatro días. En una sartén, se calientan dos cucharadas de aceite de sésamo y dos cucharadas de aceite de oliva. Luego se agrega ajo picado a gusto y se mantiene en la sartén hasta que esté dorado. Mientras se enfría el ajo, en un frasco con tapa se agrega yogurt natural, salsa de soya y jugo de limón. Para la picardía alguna pasta de ají picante y el mix de aceites y ajos.

Tortillas para acompañar

La propuesta de Fernanda fue servir el tártaro con dos opciones de tortilla. En el primer caso, se optó por las clásicas tortillas para burritos: se parten por la mitad y se enrollan como un cono, afirmándose con un mondadientes. Para dar sabor se pincelaron con aceite de oliva y merkén. Para la segunda variedad de tortillas se utilizaron tortillas de trigo pequeñas, las cuales se pincelaron con aceite de oliva y romero.

Ambas se deben llevar al horno hasta dorar. La idea es rellenar los conos con una cucharada de tártaro, y disponer de las tortillas junto con tártaro en un plato.

Gin con sandía, limón y menta

La última parte de la clase consistió de un gin, el cual llamó la atención por no mezclar todos sus ingredientes en una coctelera o en una licuadora, en el caso de la fruta. Giacaman machacó un poco de sandía con menta, y la dispuso en el fondo de un vaso largo, el cual fue rellenado con mucho hielo y el resto de los ingredientes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.