Cuarentena: Perros en arriendo para salir a caminar

perros en arriendo-22




"Se alquila bulldog francés para pasear estos días. Es pequeño y manejable incluso por principiantes. Además, es ciego, lo que lo hace inmune contra la estupidez humana. Su ceguera no le impide moverse con agilidad. Si le tiras un palo, aunque no lo encuentre al momento, acaba haciéndolo". Con esas palabras un usuario de la plataforma online española Mil Anuncios ofrecía por un euro ($920) a su perro para quienes necesitaban de una excusa para poder salir de sus casas durante la cuarentena. De esta manera, evitarían ser multados. Situación insólita que, desafortunadamente, no se trataba de una excepción. Avisos como estos abundaron en esta página web, lo que provocó que emitieran un comunicado comprometiéndose a eliminar cada uno de éstos. En el sitio de compra venta Wallapop y hasta en Twitter sucedió algo similar.

Frente a esto, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) de España, decidió hacer público estos casos y señaló, por medio de su plataforma digital, que "es inevitable preguntarse qué clase de persona alquila a su perro, un miembro más de su familia, a cualquiera por unos pocos euros. Pero, además, el mero hecho de anunciar una oferta semejante supone un intento de vulneración del estado de alarma en el que nos encontramos, y como tal, supone un fraude de ley".

Situaciones como esta no solo pasan fuera de nuestro país, y por eso hace unos días el ministro de Salud, Jaime Mañalich, denunció que en Chile estaba ocurriendo lo mismo. Y es que dentro de las excepciones que entrega Carabineros para poder salir de las casas, hay un permiso de 30 minutos para pasear mascotas, con un máximo de dos veces al día. El problema, según señala el Ministro, es que esto deja en evidencia la poca seriedad con la que los chilenos se están tomando las precauciones para evitar propagar el virus. "Mucha gente sigue viviendo su vida como si nada hubiese pasado, como si nada ocurriera. Resulta difícil de comprender y por eso hemos pedido restringir esos permisos que da la Comisaria Virtual", dijo.

El teniente coronel Juan Velásquez –encargado de la Comisaría Virtual de Carabineros– se desmarcó de las declaraciones de Mañalich, aclarando que, pese a que este sea uno de los permisos que más se han solicitado, no hay evidencias de que se hayan realizado este tipo de transacciones. Sin embargo, aunque no existan casos públicos, esto sí es algo que está sucediendo.

Felipe (33), (quien pidió mantener el anonimato), vive en Las Condes junto a su pareja y Olga, un bulldog inglés. Aunque no haya intercambio monetario de por medio, reconoce que le pide a uno de sus vecinos sacar a pasear a su perro. "Lo hago como excusa, pero no porque quiera salir, sino porque nos da miedo que mi señora salga sola a las calles vacías.

Nosotros tenemos un chat de WhatsApp con todos los miembros del edificio y ha habido varias denuncias por robos de mascotas. Así que como mi vecino no tiene problema con prestarme a su perro, yo hago el trámite como si fuese mío y salimos los cuatro, dos veces al día", cuenta. Y agrega: "Sé que es irresponsable, pero la Olga no camina ni hace sus necesidades cuando la saco yo. Lo intentamos un par de veces y no funcionó. Además, esto no significa que mi vecino esté sacándolo también, sino que es en reemplazo de él".

A Francisca (26) le tocó estar al otro lado de la historia. En su caso, fue ella la que recibió el comentario de uno de sus vecinos. "Estaba con mi perro Baltazar bajando por el ascensor y me topé con una vecina de mi edificio. Nunca supe si estaba hablando en serio o si solo era una broma, pero me preguntó si necesitaba ayuda para pasearlo o si algún día no podía, ella feliz de ayudarme. No me lo planteó como un negocio ni nada eso, pero me dio a entender que era para poder salir en cuarentena. Yo me reí y asentí para no entrar en conflicto, pero jamás le pasaría mi Baltazar a alguien que no conozco", dice. Pese a que su historia y la de Felipe se alejen de los casos que han circulado en internet, sí demuestran que de a poco se está generando este interés.

En España, como las autoridades ya se están haciendo cargo de este problema, hay registros de personas que han llegado a un nivel de desesperación tan extremo, que han salido con peluches a las calles. Al norte de este país, en Palencia, el video de un hombre que arrastraba con una correa a un perro de algodón se hizo viral.

La situación fue registrada y denunciada por sus vecinos, quienes lo vieron desde sus balcones. Frente a esto, la policía de la ciudad publicó el video en su cuenta Twitter e hicieron un llamado a la sensatez: "Estamos ante una situación muy grave como para andar por la calle intentando engañar al resto. Esto es una cuestión de salud pública".

Comenta