Cuarentena en imágenes: "Siento que el tiempo pasa más rápido y no alcanzo a hacer todo lo que me gustaría"

paula-16

Invitamos a distintas fotógrafas a retratar su nueva realidad cotidiana durante la cuarentena. Esta es la mirada de Valentina Osnovikoff.




"Vivo con mi hijo y mis papás. Ellos trabajan fuera de Santiago y sólo los veo un par de días en la semana. Últimamente los he visto menos.

La cuarentena no ha sido fácil. Trato de seguir un horario y una rutina, en especial para Borja. Nos levantamos temprano en las mañanas y organizamos el día. Obviamente cada día es distinto y los ánimos también cambian. La ansiedad siempre está presente, pero he aprendido a canalizarla con ejercicios de respiración. Antes olvidaba respirar y la ansiedad aumentaba.

Además hago actividades que conecten con mi ansiedad. La acción de cocinar es una especie de ritual; lavar, pelar, cortar, revolver, amasar y finalmente comer. Cuando como, la ansiedad ya se fue y sólo disfruto.

A veces siento como si quisiera hacer muchas cosas, incluso más cosas de las que hacía antes. Siento que el tiempo pasa más rápido y no alcanzo a hacer todo lo que me gustaría. Aunque parezca paradójico, no tener casi nada que hacer abre una ventana a querer hacerlo todo.

Entre las cosas más complejas por las que estoy pasando, está el tema del colegio en la casa. Es una gran dificultad, sobre todo para un niño de 1ero básico que aún no sabe sobre hábitos de estudios y recién está aprendiendo matemáticas y lenguaje. Es difícil para los dos. Para él, poder aprender y para mí, tener la paciencia que se necesita cuando no entiende lo que trato de explicar. Sin embargo, intento no frustrarme.

Estar en esta situación provoca sensaciones contradictorias. Cuando pienso sobre lo que extraño más de la vida antes de la cuarentena, es la libertad de elegir si estar acompañada o sola. Ahora es imposible. Pero por otro lado, tengo ganas de tener cerca a los que quiero.

A mi familia, mis amigos, los abrazos, los paseos y los panoramas, ahora es el momento en que más los extraño".

Valentina Osnovikoff (27) vive con sus papás y Borja, su hijo de 6 años.

Comenta