La alta costura de Josefina Barros

A los 26 años Josefina Barros se acaba de lanzar a los terrenos de la alta costura con una colección de veinte piezas de noche, en su mayoría vestidos, inspirados en La Quintrala.




Paula 1121. Sábado 11 de mayo 2013.

A los 26 años Josefina Barros se acaba de lanzar a los terrenos de la alta costura con una colección de veinte piezas de noche, en su mayoría vestidos, inspirados en La Quintrala.

Estudió Diseño en la Universidad Católica y fue recién al final de la carrera que decidió explorar el mundo de la moda. "Siempre me gustó la ropa, pero fue un profesor quien me dijo algo clave: 'en el siglo XXI la artesanía es considerada un lujo porque la mano de obra está muy cara'". Impulsada por esa frase, Josefina Barros partió a Londres con el objetivo de conocer el funcionamiento de las grandes marcas de lujo y durante seis meses estudió Marcas de Moda en el European School of Economics. Allí aprendió cómo opera una firma prémium, sus estrategias y cómo buscan las tendencias. De ese aprendizaje, una de las conclusiones más determinantes es la importancia de incorporar en la cadena de producción algún elemento tradicional para así lograr una pieza de alta costura.

El trabajo de Barros parte con el dibujo y la búsqueda de referencias, entre ellas Balmain, Dolce & Gabbana, Elie Saab y Valentino. Una vez que sus diseños ya están definidos en su croquera, comienza la etapa dos, en la que, junto a una costurera, hace los moldes y corta las telas, como seda, terciopelo y lana. Luego viene la costura y la incorporación de detalles en brocatos, encajes, macramé y pasamanería. "Creo que la diferencia entre mi trabajo y el del resto de los diseñadores no es en cuanto a diseño, porque en Chile hay mucha calidad, sino que está en la manera en que operamos. Yo aprendí a funcionar como lo hacen las altas casas de moda europeas. En mi trabajo nada es industrial, el proceso de cada prenda es muy lento", dice Josefina.

El uso de tejidos es otro rasgo diferenciador del diseño de Josefina; un trabajo realizado en conjunto a Artesanía Talagante, agrupación fundada en 1985 y que durante un tiempo dejó de funcionar. Hoy, con la ayuda de Josefina, sus artesanas han aprendido a utilizar nuevos materiales y han afinado su técnica.

Inspiración: La Quintrala

Las 20 piezas que conforman esta primera colección, sin nombre, están inspiradas en La Quintrala. "Me interesó esta mujer emblemática y contradictoria: era muy bonita, pero al mismo tiempo era conocida por ser muy mala. Era una mujer rupturista, elegante y muy atractiva. Podía hacer todas las maldades que hacía porque era muy bonita y seducía y conquistaba a los hombres. Era exótica porque tenía muchas mezclas de sangres como mapuche y europea. Además, físicamente era muy diferente a las mujeres de la época", dice Josefina. Inspirada, entonces en ella y en su época, hizo vestidos, chaquetas y pantalones con una estética colonial usando beige, burdeos, dorado, negro, azul marino y rosado viejo.

Desde $ 120.000. Los diseños están disponibles en la tienda Porquetevistes. Gertrudis Echeñique 360. Contacto, escribir a altacostura@josefinabarros.com o llamar al 9734 9821.

Comenta