Cuarentena en imágenes: “Mi vida no será la misma porque hay cosas que materialmente cambiaron"

Invitamos a distintas fotógrafas a retratar su nueva realidad cotidiana durante la cuarentena. Esta es la mirada de Paula Muñoz.




“Mi cuarentena empezó el 17 de marzo y desde ese momento todos mis días han sido bastante parecidos. Pongo la alarma en el celular para despertar, pero la verdad es que me levanto una hora después, cuando escucho los pasos de Feli que trae en brazos a Barry y lo recuesta en nuestra cama.

Lo único que siento son ganas de dormir por días y despertar en otro mundo donde esto no esté sucediendo. Pero me invento un ánimo inexistente y ahogo la ansiedad lavando la loza, cocinando sin sal e inventando recetas.

También disfruto escuchar canciones brasileñas antiguas de mi infancia mientras estoy sentada en el living. Me permito estar en pijama sin lavarme el pelo, dejar la ropa colgada por días y llorar en la ducha. Aunque suene raro, me siento más real que nunca.

Estoy muy consciente de que mi vida no será la misma cuando todo vuelva a la normalidad, sobre todo porque hay cosas que materialmente cambiaron.

Antes que empezara todo esto, estaba trabajando en la peluquería de mi pololo, “Salón La Casanova”, donde él y su mamá son dueños. Un emprendimiento donde hice un poco de todo, desde administrar las horas de los clientes, hasta nail art. Mirando aprendí a decolorar y teñir el pelo, pero en realidad nunca me atreví a hacerlo. Hasta ahora. Durante estos días aproveché de ponerlo en práctica y le teñí el pelo rosado a Felipe. Quedó bastante bien.

Con la cuarentena, la peluquería lleva más de un mes cerrada, sumando deudas. Y decidimos cerrarla definitivamente. Ha sido muy difícil, hemos llorado mucho. La inversión mental, de tiempo, sueños y plata, ha sido gigante. Jamás pensamos que esto duraría tanto.

Pero como acostumbramos a decirnos entre nosotros, todo va a estar bien”.

Paula Muñoz (@pmunozp) vive su cuarentena con su pololo Felipe, su perro Barry y sus plantas.

Comenta