Pediatras responden preguntas claves sobre coronavirus

pediatra responde coronavirus




En esta sección, en la que cada semana elegimos una pregunta de nuestras lectoras relacionada con crianza y la respondemos con la ayuda de especialistas, debido a la contingencia -y porque sabemos que a muchas madres les preocupa la salud de sus hijas e hijos- recogimos varias de sus dudas y hablamos con pediatras para resolverlas. La idea es que evitemos ir a los centros de salud, porque es responsabilidad de todos cuidarnos.

1. ¿Es cierto que los niños no están en el grupo de riesgo? ¿Cuál es el peligro real para ellos?

El pediatra de la Clínica Biobío, Fernando Valenzuela, dice que hasta ahora se ha visto una evolución más benigna en la población infantil. Sin embargo, cuenta que siguen siendo una población de riesgo de enfermedad grave o mortalidad, especialmente los menores de 1 año. "Al ser una enfermedad nueva, iremos conociendo en el futuro el real comportamiento que tiene el virus en este grupo", explica. La pediatra broncopulmonar de la Clínica Vespucio y el Hospital Exequiel González Cortés, Gema Pérez, complementa: "Esto lo vamos a ir evualuando día a día. Al principio no era de riesgo, pero han habido casos en el extanjero de niños que están grave, aunque aún son los menos frecuentes".

2. En esta época del año los niños suelen resfriarse más. ¿Cómo diferenciar una gripe común de coronavirus? ¿Cuándo debemos tomar la decisión de llevarlos a una urgencia?

Lamentablemente al entrar al otoño y acercarse el invierno tendremos mayor circulación de otros virus respiratorios, los que inicialmente pueden dar una presentación clínica muy similar a lo observado por Covid-19. "Lo importante es que ante un cuadro leve (fiebre, tos, congestión nasal), deben mantener el aislamiento por 14 días, en lo posible, de todo el grupo familiar. Si con el paso de los días empeora la sintomatología o aparece dificultad respiratoria se debe consultar en el servicio de urgencia", dice Valenzuela. La doctora Pérez concuerda con que la dificultad respiratoria es el síntoma más relevante. "Se ha dicho que la fiebre es uno de los síntomas al que hay que prestarle mayor atención, pero en general la fiebre es una respuesta personal, alguien puede estar muy grave y no tener fiebre o al revés. La dificultad respiratoria -que en las guaguas se ve cuando se les hunden las costillas o se ponen un poco morados alrededor de la boca, y en los niños más grandes cuando respiran agitado o se les hunde el cuello- es absolutamente urgente y preventiva. La fiebre lo es solo si llevan más de tres días sin poder bajarla; si están muy decaídos, deshidratados y rechazan la comida. También en los casos en que hay una enfermedad de base", explica.

Los especialistas cuentan que el ministerio de Salud habilitó un teléfono de consultas (600 360 77 77) en el que atiende personal sanitario, quienes hacen un cuestionario personalizado para detectar si quienes consultan son sospechosos de tener el virus. Esa puede ser una buena guía para definir si es necesario asistir o no, ya que ir a un centro asistencial es uno de los factores de riesgo de contagio.

3. Si mi hija o hijo presenta otra enfermedad o tiene un accidente por el cual me veo obligada a llevarlo a un centro de salud de urgencia ¿qué medidas tengo que tomar para que en esa visita no se contagie con Covid-19?

En el caso de enfermedades que no tengan nada que ver con este virus, lo ideal es no llevarlos. En ese caso lo que se aconseja es llamar a los teléfonos de consultas del ministerio de Salud o de los centros asistenciales, si es que lo tienen. "Dependiendo de la previsión del paciente, intentar ir a los centros asistenciales que estén menos colapsados. Por ejemplo, si es Fonasa, no ir al SAPU, sino que directamente al hospital o directo al especialista que se requiera, evitando pasar por la urgencia", dice la doctora Pérez. Ahora, si la niña o el niño necesitan de atención médica urgente, el doctor Valenzuela explica que los resguardos que hay que tomar son usar mascarilla y al llegar avisar que la consulta es por un motivo distinto que sospecha por infección de Covid-19. Esto porque los servicios de urgencia se están organizando para atender de forma separada a los pacientes sin patología respiratoria. Por último, enfatiza el doctor, debemos ser criteriosos al consultar y tratar de resolver todo lo que se pueda en la casa, ya que de esta manera evitaremos el colapso de los servicios de urgencia.

4. Si a mi hija o hijo le diagnosticaron el virus ¿en qué consiste el tratamiento?

La doctora Pérez dice que "por el momento son solo medidas de soporte. Si no hay dificultad respiratoria se van a la casa en cuarentena con las medidas generales y observando que no tenga dificultad respiratoria. Si tiene, se queda hospitalizado y se trata como cualquier cuadro respiratorio". El doctor Valenzuela cuenta que el tratamiento específico para este virus aún está en etapa de prueba inicial y se ha usado para algunos casos graves en otros países. "Se trata de medicamentos que no están exentos de efectos adversos importantes y, por otra parte, son fundamentales para el tratamiento de otras patologías. Por eso es muy importante que no lo compren directamente en las farmacias sin una indicación médica, ya que, si lo hacemos, contribuiremos a agotar el stock y dejar sin tratamiento a quienes realmente lo necesiten", dice.

5. Si aún no le he puesto la vacuna contra la Influenza a mis hijas o hijos ¿debo hacerlo aunque eso implique llevarlos a un servicio de salud donde hay mucha gente y, por ende, riesgo de contagio?

"La vacuna es importantísima. No porque prevenga el coronavirus, sino porque previene infección por influenza y en esa medida la consulta en servicios de urgencia por patología respiratoria. Por lo tanto es importante llevarlos lo antes posible -hay que considerar que la respuesta inmunológica se logra recién dos semanas después de ser vacunados, cuando posiblemente la circulación del virus sea mayor-", explica Valenzuela. Y Pérez complementa: "A diferencia de Europa, el virus a nosotros nos tocó justo al comienzo del invierno, por lo que se va a mezclar con otros como la Influenza o el virus Sincicial y por ende podría ser mucho más grave". Ambos coinciden con que al momento de llevarlos a la vacuna se deben tomar medidas de prevención como uso de mascarilla durante el tiempo que estén fuera de la casa y al volver lavarse las manos, cambiarse la ropa y dejarla en un lugar apropiado solo para ésta. En lo posible, darse una ducha o lavarse bien las zonas del cuerpo que hayan estado expuestas. Si la vacuna es en el colegio, buscar con otros apoderados sistemas de turnos para evitar aglomeraciones de gente.

6. ¿Las medidas preventivas en el caso de las niñas y niños son las mismas que los adultos o hay cuidados especiales para ellos?

Son universales. "El aislamiento social estricto y el lavado de manos sigue siendo lo más importante", dicen ambos expertos.

7. ¿Existe algún alimento o suplemento que les refuerce las defensas y proteja de mejor manera a las niñas y niños del contagio?

No existe ningún medicamento que evite la infección pero, para prevenir éste y cualquier virus en las niñas y niños, es importante una alimentación equilibrada -que incluya frutas y verduras- e hidratarlos correctamente. "Los probióticos y multivitamínicos que contienen zinc y vitamina C pueden ayudar, pero por ningún motivo reemplazan la importancia de una buena alimentación y de mantener las medidas de prevención de contagios", dice Valenzuela.

8. ¿Qué ocurre con la lactancia materna si la madre está infectada?

"No está ciento por ciento demostrado si se transmite a través de la leche materna. El tema es que la guagua se va a contagiar igual si la madre le da o no leche materna, porque viven en el mismo lugar y este virus se contagia por micropartículas de gotitas de saliva, mucosidades o flemas. La única manera de que una madre no contagie a su hija o hijo es que estén completamente distanciados por un tiempo, lo que a esa edad es prácticamente imposible. Además, lo más probable es que cuando le diagnostiquen a la madre, ella ya haya estado en contacto con su guagua y que, por ende, también esté contagiada. En ese sentido, se recomienda seguir con la lactancia ya que les genera inmunidad a los niños, entre otros beneficios", dice la doctora Pérez.

9. Si una niña o niño se infecta ¿su sistema inmune y respiratorio queda afectado una vez que se mejora?

El doctor Valenzuela dice que aún se está estudiando el tipo de inmunidad que este virus deja en los pacientes infectados, pero que ya se habla de algunos casos que se han re-infectado. "Es muy pronto para tener claridad sobre este punto, pero en general, las secuelas respiratorias son en los pacientes graves que han necesitado apoyo de ventiladores que son invasivos y algunas veces desarrollan fibrosis pulmonar", explica. La doctora Pérez, coincide: "A partir del próximo año recién vamos a empezar a ver las secuelas asociadas al Covid-19".

Comenta